Cruce entre Gendarmería y la Policía por un procedimiento

Los gendarmes no entregaron a la Policía un camión con ajo que había sido robado y cruzado a Brasil. La fuerza provincial no quiso recibir las actuaciones alegando expresas órdenes del Juzgado de Instrucción. El robo de un camión que finalmente fue recuperado en Brasil por la Policía Civil, derivó en un duro enfrentamiento entre la Policía de Misiones y Gendarmería.
El problema se produjo el sábado, cuando una patrulla de la Sección San Antonio de la fuerza nacional, se presentó en la comisaría para entregar las actuaciones iniciadas a raíz de la incautación del rodado.
Los gendarmes llegaron a la comisaría alrededor de las 17.00 pero únicamente con el sumario labrado al momento de recibir de la Policía Nacional el camión Chevrolet C-70.
Cuando el oficial le solicitó la entrega del rodado junto con las diez toneladas de ajo que había en la carrocería, el oficial de Gendarmería le dijo que el mismo permanecería secuestrado en el playón de la Sección.
Los gendarmes actuaron como Policía Concurrente en el caso porque no tienen facultades para investigar un robo a mano armada, tarea que recae sobre la Policía de Misiones.
Ante esta situación, el oficial que se encontraba a cargo de la Comisaría se comunicó con el Juzgado de Instrucción 1 de Eldorado, a cargo de Roberto Saldaña.
El magistrado le ordenó a los policías que no recibieran las actuaciones labradas en la medida que los gendarmes no llevaran hasta la comisaría el Chevrolet con su carga.
El robo ocurrió el miércoles pasado, cuando un camión dominio UWX-262 circulaba por la ruta 101 hacia San Antonio con una carga de ajo.
A unos doce kilómetros de la zona urbana de Bernardo de Irigoyen, tres hombres armados que se movilizaban en una camioneta Ford F-100 con chapa patente brasileña, interceptaron al camionero a punta de pistola y lo obligaron a bajar del rodado.
Uno de los desconocidos tomó el volante del camión y siguió viaje hacia San Antonio, por donde se supone cruzó hacia el vecino país.
Cuando la Policía tomó conocimiento del hecho, solicitó a la Policía Civil de Brasil colaboración para dar con los delincuentes y el rodado.

Sin detenidos

La Policía Civil de la localidad brasileña de Santo Antonio fue la que halló el camión Chevrolet abandonado a unos nueve kilómetros del límite internacional.
El rodado había sido abandonado por los asaltantes con toda su carga en un camino vecinal.
El mismo día en que se produjo el asalto, voceros de la Policía de Misiones dijeron que sus pares de Brasil habían logrado la detención de los delincuentes involucrados en el hecho.
Sin embargo, ayer trascendió que no hay personas presas por el atraco y tampoco se sabe con precisión por dónde abandonó el país el camión con la carga que todavía está secuestrada en un playón de Gendarmería.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE