Paraguay ya compró un millón de kilos de yerba mate canchada argentina

“Aparte de ser barata, la materia prima extranjera es de cuarta calidad, porque en Argentina el proceso de elaboración es totalmente diferente al nuestro”, dijo Ernst Bergen, Presidente del Centro Yerbatero del Paraguay, cuyo país representa apenas el 1% del destino de las exportaciones argentinas. [su_note note_color=”#cdcdcd”]Si el país guaraní sigue comprando, haría de 2005 un año histórico: hace 10 años que Paraguay no compra más de 420 toneladas, según registros de la Sagpya. Y dejaría en el país más de 560 mil dólares.[/su_note]Posadas – MISIONES. Mientras la Secretaría de Agricultura de la Nación advertía a los molinos de todo el país que la hoja verde alcanzaría los 400 pesos por tonelada, en Paraguay, el Gobierno guaraní no se quedó atrás y también alarmó a industriales y consumidores: autorizó el ingreso de un millón de kilos de yerba mate canchada argentina.

La decisión en Paraguay alarmó a los industriales al punto de advertir que la materia prima “de esa naturaleza ponen en riesgo la salud de los consumidores”, decían los paraguayos.

Según medios de prensa guaraníes, varios empresarios del sector descalificaron la autorización del Servicio Nacional de Calidad y de Sanidad Vegetal y Semilla (Senave), que concedió el visto bueno para importar el lunes 350 mil kilos de canchada a través de la administración portuaria de Encarnación, -la localidad que limita con Posadas-, para que el producto circule entre industriales de Itapúa.

“Aparte de ser barata, la materia prima extranjera es de cuarta calidad, porque en Argentina el proceso de elaboración es totalmente diferente al nuestro”, dijo Ernst Bergen, dirigente del Centro Yerbatero del Paraguay al diario La Nación de Paraguay.

“El ingreso de materias primas desde la Argentina demuestra la falta de patriotismo de algunos empresarios y funcionarios públicos que no entienden que están perjudicando al sector y al país”, dijo el titular del Centro Yerbatero del Paraguay.

Si Paraguay decide seguir comprando probablemente 2005 represente un marca histórica en la comercialización de yerba hacia el país guaraní. El año pasado, las exportaciones alcanzaron las 27.631 toneladas por un valor de 16.9 millones de dólares; Paraguay recién se llevó las primeras mil toneladas, pero su participación en el destino anual de envíos argentinos no es superior al 1%, según información de la SAGPYA.

Cuando entre 1996 y 1998 Argentina exportó 42 mil toneladas, Paraguay habría recibido apenas 420 toneladas; en 2002, el 1% de 38 mil toneladas; en 2003, 280 toneladas; el año pasado, 276 toneladas sobre el total de yerba exportada por Argentina.

En la década del noventa, Paraguay invirtió 9.702.000 pesos en yerba argentina, según el Relevamiento Yerbatero del Gobierno de la Provincia de Misiones. Ahora, en el pasado trimestre, no menos de 1.700.000 pesos, a razón de 1,68 pesos por kilo de canchada, según datos de la Subsecretaría de Comercio Exterior e Integración de Misiones, que aseguró que el precio del kilo de yerba FOB era de 56 centavos de dólar en 2004.

Pero en Misiones tampoco sobra yerba; en el sur de la provincia hay escasez de materia prima, una razón de mercado que permitiría un aumentoen la materia prima, -más allá de los nuevos valores del producto que permitirían al productor recibir 40 centavos por kilo de hoja verde si el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) asíu lo resolviera el lunes próximo-.

En Paraguay, en cambio, el mercado y el Gobierno Central auspiciaron las mejores del precio.

La escasez y la sequía dispararon la hoja verde hasta un 60%, según aseguró Lauro Raatz, titular de la empresa Pajarito, emblema de la yerba mate paraguaya, que admitió que “nadie quiere subir sus precios, pero existe una escasez de yerba canchada, por lo que los productores se ven obligados a incrementar sus costos”, publicó NEA Rural.

El molinero que más yerba mate vende en Paraguay aseguró que no se trata de especulación con el precio ni de nada parecido, sino de poca producción, “que estimula a los productores a volver a plantar”, dijo al diario La Nación de Paraguay.

Pero para plantar una hectárea con 2 mil plantas de Ilex Paraguariensis, el yerbatero paraguayo precisa un millón de guaraníes, -500 mil pesos argentinos-, que empezaría a amortizar cinco años después, desde la primer cosecha.

De las 12 mil hectáreas registradas por la FAO, -la Organización para la Agricultura y los Alimentos de la ONU-, hoy quedarían tan solo la mitad. Los yerbales paraguayos habrían sido erradicados en un 50% para plantar soja, atraídos por el buen precio del grano que hoy, paradójicamente, cotiza al mismo precio.

Una tonelada de soja en Latinoamérica cuesta 510 pesos; una de yerba paraguaya, 500 pesos, a razón de 1000 guaraníes por kilo de hoja verde, 50 centavos de pesos, casi un 40% más cara que la materia prima en Argentina.

Los molineros vecinos reclaman mayor control. Y no es para menos: el jueves la Aduana Paraguaya detuvo un camión que había ingresado a territorio guaraní desde Puerto Rico, Misiones, con yerba canchada misionera “de muy mala calidad”: dos meses de estacionamiento y con un 50% de palos, considerados desechos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE