El Hospital de San Javier en la mira por la muerte de un joven

La Justicia ordenó el secuestro de la historia clínica del joven que murió el domingo tras recibir un golpe en la cabeza. Creen que falleció por falta de atención médica. Hubo un cambio de carátula en el expediente. [su_note note_color=»#cdcdcd»]Peralta murió el domingo a las 15.30 y a través de una autopsia se estableció que la causa del deceso fue un fuerte golpe en la región parietal derecha. [/su_note]La investigación por el homicidio de Guillermo Sebastián Peralta (18) dio un brusco giro en las últimas horas.
El juez de Instrucción José Antonio Reyes (subrogante de Selva Raquel Zuetta) cambió la imputación de homicidio simple a homicidio preterintencional y ordenó que todos los imputados recuperen la libertad supeditados a la causa.
Los sospechosos habían sido detenidos entre el domingo y el lunes y puestos inmediatamente a disposición del magistrado.
Por otra parte, Reyes ordenó a la Policía de San Javier el secuestro de la historia clínica del joven que fue atendido el domingo en el Hospital de esa localidad, poco después de recibir una golpiza.
Es que existe la firme sospecha que Peralta murió a raíz de una mala atención médica. Esta hipótesis quedó casi corroborada con la mencionada historia clínica.
Pese al fuerte golpe que tenía en la cabeza y el resto del cuerpo, al muchacho no le realizaron radiografías ni estudios para establecer si presentaba lesiones internas. Tampoco se realizó una derivación a un centro de mayor complejidad.
Peralta murió el domingo a las 15.30 y a través de una autopsia se estableció que la causa del deceso fue un fuerte golpe en la región parietal derecha.
El joven fue lesionado a la salida de un boliche de San Javier. De acuerdo con la investigación realizada por la Policía, dos grupos de jóvenes protagonizaron una pelea en inmediaciones de la Terminal de Omnibus.
El enfrentamiento finalizó cuando Peralta fue golpeado con un trozo de tacuara por Guido Sebastián Araujo, de 22 años que cursa sus estudios en la Escuela de Suboficiales del Ejército «Sargento Cabral» y se encontraba de franco por la Semana Santa.
Según trascendió, los abogados defensores ahora intentarían un nuevo cambio de carátula (posiblemente lesiones), ya que los imputados no tendrían responsabilidad en la muerte de Peralta.

Un previsible cambio de carátula

El Juzgado de Instrucción de Leandro N. Alem es el encargado de investigar la muerte de Peralta.
Ayer trascendió que el juez subrogante José Antonio Reyes ordenó que la carátula del expediente sea la de «homicidio preterintencional» y no «homicidio simple» como lo hizo personal de la Comisaría de San Javier el domingo.
La nueva figura legal, mucho menos grave, le permitirá a todos los sospechosos acceder a la libertad. Es que para el magistrado está claro que el elemento utilizado para golpear a la víctima (un pedazo de tacuara) no hacía suponer que podría provocarle la muerte a la víctima.
Fuentes judiciales señalaron que ayer el juez Correccional y de Menores José Domingo Rotela entregó a Diego Marabotto, Edison Pintos y Hernán Carneiro.
Los demás imputados que tiene la causa recuperarán la libertad recién el lunes, ya que el trámite se demoró a raíz del paro de los empleados judiciales.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE