Pedirán informes sobre la ex secretaria del Civil 1

El STJ deberá informar al Consejo de la Magistratura sobre el apartamiento del Poder Judicial de Miriam Saidman. [su_note note_color=»#cdcdcd»]La última palabra será acordada por los integrantes del Consejo de la Magistratura.[/su_note]Afines de septiembre del año pasado el Superior Tribunal de Justicia resolvió apartar del Poder Judicial a la ex secretaria del Civil y Comercial N° 1, Miriam Elizabeth Saidman, por haber estado involucrada en el escándalo que generó la causa conocida como la megaestafa a las cuentas judiciales. Ahora, quien fuera integrante del staff de la ex jueza, Graciela Salvado de Sotelo, podría volver a la justicia.

Sucede que Saidman formaba parte de los postulantes habilitados a ocupar el cargo de juez del juzgado Civil y Comercial N° 1 de la ciudad de Oberá. Y ahora con la continuidad en el Consejo de la Magistratura del concurso que había sido suspendido por una medida cautelar, la ex secretaria podría estar habilitada para seguir adelante con los exámenes.

En estos días, el Consejo de la Magistratura pedirá un informe al STJ para que se detalle con qué tipo de sanción la ex secretaria fue apartada del Poder Judicial.

«Si fue cesanteada no habría inconveniente en que pueda seguir en el concurso, pero si fue exonerada no puede volver al Poder Judicial», señaló una fuente del Consejo de la Magistratura.

De todas maneras, la última palabra será acordada por los integrantes de la Magistratura. «Esperemos no encontrarnos con una nueva medida cautelar que frene el proceso de selección», advirtió más tarde uno de los abogados del Consejo.

La ex funcionaria fue procesada por el juez de Instrucción N° 2, José Luis Rey, por haber formado parte de una «asociación ilícita» montada en el seno del juzgado que estaba a cargo de Salvado de Sotelo. El procesamiento quedó firme con el aval del Tribunal Penal N°1 que entendió en las apelaciones presentada por las defensas de los procesados en la causa.

«Está bien… fue procesada, pero todavía no está condenada, por lo tanto rige el principio de inocencia», destacó una de las fuentes interesadas en la cuestión.

Un largo concurso

La ex secretaria, al igual que otros abogados y funcionarios del Poder Judicial, ya estaba lista para rendir los exámenes por haber pasado la etapa de objeción ciudadana.

El concurso iniciado en el 2002 por el Consejo de la Magistratura era para suplir la vacante que ocupaba la ex jueza, Aída Araujo Vázquez de Moreira, que fue destituida de su cargo durante el año 2000, después de haber sido denunciada públicamente a través de un programa periodístico por irregularidades en la tramitación de adopciones y ello derivó en un jury en su contra.

Poco después de haberse abierto el concurso, Vázquez presentó una medida cautelar en el juzgado Civil y Comercial N° 3 de la ciudad de Posadas a cargo de la jueza Georgina López Liva. Y en consecuencia la selección quedó paralizada.

Hasta que la medida cautelar dispuesta por la jueza López Liva frenó el concurso para ocupar el cargo vacante, había 16 inscriptos dispuestos a rendir los exámenes correspondientes.

A fines de noviembre del año pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había decidido no dar lugar al recurso en queja que presentó la ex titular del Civil y Comercial N° 1 de Oberá.

Desde su destitución, el fuero civil de la segunda circunscripción judicial quedó sumergido en un verdadero caos por la falta de juez en uno de los dos juzgados.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE