Entró a robar en una casa y fue herido de un escopetazo

Ocurrió ayer a la madrugada en Posadas. El gerente de una empresa de transporte escuchó ruidos en el patio y salió armado. Le disparó al delincuente con una escopeta calibre 12/70 cuando éste intentaba escapar. [su_note note_color=”#cdcdcd”]Una patrulla de la Seccional Tercera estaba en el barrio porque momentos antes había detenido a otro ratero que había ingresado en la vivienda de Mariela Beatriz Romero. [/su_note]Un joven que habría ingresado con fines de robo al patio de una vivienda, en Posadas, fue herido de un escopetazo por el propietario del inmueble.
La víctima fue identificad a por la Policía como Gabriel Rubén Acevedo, de 19 años, quien ayer permanecía internado en el Hospital “Doctor Ramón Madariaga” con decenas de perdigones en todo el sector derecho de su cuerpo.
Fuentes policiales dijeron que el herido es un “viejo ratero” que estuvo alojado en varias oportunidades en la Seccional Tercera por delitos contra la propiedad.
Acevedo fue herido alrededor de las 4.30, cuando intentaba huir de la casa del gerente de la empresa de transportes Sauer, Guillermo Daniel Cingolani, de 47 años, quien reside sobre la avenida López Torres al 5.600, cerca de la villa “Rowing Viejo”.
Cingolani le relató a la Policía que cerca de la 1.30 se despertó sobresaltado al escuchar ruidos en la parte trasera de su vivienda, pero luego de una recorrida no halló nada raro.
Un poco más tarde, el hombre volvió a escuchar los mismos ruidos y salió armado con una escopeta “Maverick” calibre 12/70 cargada con cinco cartuchos con munición siete (fina, para caza).
Fuentes policiales indicaron que Acevedo había estaba tratando de desconectar la garrafa de gas, que estaba ubicada en el patio de la vivienda.

Varios disparos
Al ver al dueño de casa, el joven intentó darse a la fuga. En ese momento, Cingolani vació los cinco cartuchos sobre la humanidad del delincuente, que alcanzó a trepar el muro de dos metros de altura que está coronado por dos hilos de alambre de púas.
Acevedo cayó herido en el patio de la casa de Luis Rolando Irala y se arrastró unos metros, pero las heridas que presentaba sobre su lado derecho le impidieron escapar hacia su casa, ubicada a unas cuatro cuadras.
Una patrulla de la Seccional Tercera estaba en el barrio porque momentos antes había detenido a otro ratero que había ingresado en la vivienda de Mariela Beatriz Romero.
Los policías habían apresado a Jorge Orlando Cardozo, en poder de quien se halló parte de los objetos sustraídos de la casa de Romero.
Sin embargo, los uniformados seguían patrullando la zona porque sospechaban que Cardozo actuó con un cómplice (probablemente Acevedo), que se había llevado un secarropas y un cochecito para bebés, entre otras cosas.
Los efectivos policiales escucharon los cinco estampidos y se dirigieron hacia el lugar de donde prevenían las detonaciones. Allí encontrado herido a Acevedo y pidieron al Hospital Madariaga una ambulancia para su traslado.
Fuentes vinculadas a la investigación dijeron que Cingolani tenía su escopeta debidamente resgistrada ante el Renar.
El juez de Instrucción Eduardo D’Orsaneo ordenó que el ladrón quede detenido -tiene para 20 días de curación- por el delito de “hurto con escalamiento”, mientras que al autor de los disparos se le inició una causa por “lesiones con arma de fuego”, aunque seguirá en libertad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE