Mientras el INYM debate precios, en Buenos Aires ya aumentó la yerba en las góndolas

El Instituto Yerbatero pasó a un nuevo cuarto intermedio para analizar si resuelve el tema en la provincia o habilita a un laudo de la Nación.

Consumo. El gran interrogante es qué pasará con las ventas si sube el precio.

Consumo. El gran interrogante es qué pasará con las ventas si sube el precio.

El universo vinculado a la tradicional infusión deberá esperar hasta el viernes para tener alguna definición en el dilatado tema de la concertación de precios de la yerba mate.

Ayer, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) volvió a plantear un cuarto intermedio hasta ese día, a la espera de la evaluación que efectuará el técnico enviado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, que arribará hoy a Misiones para examinar los costos que manejan los distintos sectores.

La Sesión Especial del INYM comenzó el 21 de febrero y desde ese momento no logró la unanimidad necesaria para modificar los actuales valores de 31 centavos para la hoja verde y de 1,18 para la canchada.

Aunque en la reunión de la víspera quedó abierta una última instancia de negociación, quedó en claro que cada uno de los eslabones seguirá firme en su postura.

Por un lado, los productores primarios y el Gobierno de Misiones consideran que el piso de la verde debe ser de 40 centavos, mientras que el grueso del Directorio se inclina por un costo menor.

En ese sentido, la industria molinera plantea que se puede llegar hasta los 35 centavos y analizar una nueva mejora en octubre. Considera, al igual que el Gobierno de Corrientes, que un incremento abrupto impactará directamente en las góndolas y el paquete de kilo se ubicará “cómodamente” por encima de los 5 pesos.

Quienes apuestan a lograr los 40 centavos, en tanto, argumentan que la gran responsable de las remarcaciones es la cadena de comercialización que -afirman- participa con el 45% en el precio de la tradicional infusión. Es allí donde quieren presionar, con la ayuda de un Gobierno Nacional decidido a no tolerar subas de precios.

De todos modos, el Ejecutivo misionero ya se mostró decidido a continuar su apoyo a los productores. Ése fue el mensaje que dio la semana pasada el Coordinador del Gabinete Provincial cuando dijo que “si la yerba en góndola tiene que aumentar que lo haga porque no va impactar en la inflación”.

Mate lavado

Otro de los efectos que preocupa, sobre todo a la industria, es la posibilidad de que la yerba más cara provoque una caída en el consumo. “La gente no va a dejar de tomar mate -aclaró el presidente de la Cámara de Molineros Miguel Sniechowski- pero no cambiará el mate cuatro o cinco veces como lo hace ahora, sino dos o tres veces”.

Durante el año pasado las exportaciones de yerba cayeron un 26% y el sector no está dispuesto a soportar un nuevo revés que -advierten- no perjudica sólo a la industria, sino que recae en los secaderos, cooperativas, productores y tareferos que dependen de la infusión que, después del agua, es la bebida que más toman los argentinos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE