Previenen las infecciones en los menores de edad

Entre septiembre y noviembre del año pasado hubo casi 900 casos de gastroenterocolitis en el Hospital Provincial de Pediatría. Descartan epidemia. Ante los casos de gastroenterocolitis registrados a fines del año pasado en el hospital pediátrico provincial los profesionales de la salud hicieron hincapié en la higiene para prevenir la infección. La dolencia es un proceso inflamatorio que afecta simultáneamente al estómago, el intestino delgado y el colon. Entre septiembre y noviembre de 2004 hubo 417 niños internados en el centro asistencial misionero, mientras que unos 470 fueron atendidos en consultorios externos en ese mismo período.
Desde el Servicio de Estadísticas del nosocomio, aseguraron que entre las causantes más frecuentes de enfermedades, la gastroenterocolisiris -diarrea- se ubica en el quinto lugar y las cifras de los casos detectados permanecen estables en relación a años anteriores.
En ese sentido, Pedro Martínez, médico de guardia del hospital sostuvo que todas las infecciones son más frecuentes en los niños porque el adulto tiene sus defensas más desarrolladas. Señaló que el principal método preventivo es “evitar la contaminación fecal-oral, lavando los alimentos, las manos, tomando agua potable”.
“El verano es la época de mayor incidencia, lo que no significa que haya una epidemia sucede que hay factores que predisponen a la enfermedad como la higiene, el calor, los alimentos que no se lavan, se consume más agua” explicó Martínez. En general, los orígenes pueden ser variados gérmenes, virus, parásitos. Sin embargo lo habitual es que cualquiera sea la causa, estas diarreas son autolimitadas y no necesitan medicación, solo se tratan con dieta, sólo el médico decidirá si es necesario un tratamiento farmacológico.


Están más expuestos


A causa de la mayor sensibilidad de las paredes del tubo digestivo, los niños y principalmente los recién nacidos están más expuestos a contraer gastroenterocolitis. Además corren el riesgo de deshidratarse, que es una complicación que puede tener graves consecuencias y exige el tratamiento hospitalario. También se presenta con frecuencia algo mayor de lo habitual en individuos nerviosos o sometidos a estrés. Ello es debido a la importancia de la regulación nerviosa en la función digestiva (secreción de saliva, deglutación).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE