En 5 provincias, el PJ busca obtener los tres senadores

Ocurriría si va con una lista oficial y otra por fuera del partido. Así, tendría mayoría y minoría. En Misiones, la alianza que sostiene al gobernador peronista Carlos Rovira competirá con el postulante del PJ, Ramón Puerta.

Unas cinco provincias —de las 8 que eligen senadores este año— podrían eludir la obligación constitucional de que haya al menos un representante de la oposición, y en cambio enviar tres representantes peronistas a la Cámara alta.

En la reforma constitucional de 1994, la UCR consiguió (a cambio de avalar la reelección de Carlos Menem) que se extendiera a tres el número de senadores por provincia: dos por la mayoría y uno por la minoría. Se aseguraba así que ingresara a la Cámara un legislador del partido opositor al gobierno.

Sin embargo, la provincia de La Rioja marcó el camino del llamado “2+1” en la representación senatorial. En 2001, el PJ se dividió, y como es poderoso electoralmente un sector salió primero y el otro fue la minoría. Resultado: ingresaron Eduardo Menem y Ada Maza —hermana del gobernador—, y también Jorge Yoma. Los tres pasaron a integrar en el Senado el bloque del oficialismo.

Este año, con la competencia entre Carlos Menem, Angel Maza y Yoma, el resultado podría ser similar: tres peronistas a la Cámara alta (aunque menemistas y adolfistas tienen ahora sus propios bloques). Las otras provincias en que podría darse el “2+1”, con tres senadores peronistas, son:


San Luis: será candidato el fugaz ex presidente Adolfo Rodríguez Saá, y el que aparece segundo en las encuestas es el veterano Oraldo Britos “por afuera”.


Misiones: la alianza que sostiene al gobernador peronista Carlos Rovira competirá con el postulante del PJ, Ramón Puerta.


Buenos Aires: si los seguidores de Felipe Solá van al Senado con listas separadas al duhaldismo, ambas vertientes del PJ podrían quedarse con las 3 bancas.


San Juan: uno de los competidores del peronismo liderado por el gobernador José Luis Gioja será el ex gobernador menemista Roberto Basualdo.

La idea del “2+1”, iniciada en La Rioja, hace que el Senado vuelva a tener una amplia mayoría del peronismo, que gobierna varias provincias con mucha potencia electoral. Y a la vez, impide la presencia de las minorías: en los primeros tiempos de la nueva Constitución, muchos senadores llegaron con apenas un puñado de votos por el hecho de salir segundos.

Otro dato curioso es que, en algunos casos (como La Rioja y San Luis) los candidatos oficiales del PJ son adversarios del Gobierno, y podrían hacer un bloque aparte. Y en cambio, los que se postulan “por afuera” en esas provincias, sin el sello partidario, son los que se integrarían a la bancada mayoritaria. (Clarín).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE