Desde el 11 de abril ningún quiosco podrá vender alcohol

Así lo establece el Código de Nocturnidad. Los que tienen permiso del Ministerio de Gobierno deberán cambiar de rubro. Con esta medida también se habilitará el registro de expendedores y el de infractores. [su_note note_color=”#cdcdcd”]“Nos estamos preparando para reempadronar a los comercios que venden alcohol”, dijo Otazú.[/su_note]En dos semanas más la Municipalidad de Posadas saldrá a la calle a controlar a los quiscos de la ciudad, para corroborar que no vendan bebidas alcohólicas en ningún caso.

El decreto 1.320, conocido como Código de Nocturnidad, establece la prohibición de expender alcohol en ese tipo de comercios, pero sucede que algunos quiscos estaban habilitados por el Ministerio de Gobierno con anterioridad a la norma, por lo cual la Comuna les otorgó un plazo para cambiar de rubro.

Hasta el momento menos del 20 por ciento de los comercios registrados está interesado en vender alcohol.

En Posadas, hay unos 2.097 quioscos y unos 1.470 minimercados. Los primeros no pueden vender alcohol, los otros sí lo pueden hacer, pero con restricciones.

Hugo Daniel Otazú, director de Comercio de la Municipalidad de Posadas, comentó que la oficina que dirige se está preparando para reempadronar a los locales comerciales relacionados con el expendio de bebidas alcohólicas.

“El artículo 20 del Código de Nocturnidad, habla de la creación de un registro de contribuyentes que posean autorización para vender bebidas alcohólicas otorgadas por el Ministerio de Gobierno. Eso justamente es lo que comenzaremos a hacer desde el 11 de abril”, indicó Otazú.

“Antes, no teníamos un registro sino que nos basábamos en los datos del Ministerio de Gobierno. Ahora en cambio podremos saber cuántos y quiénes son y quiénes son los infractores”, añadió.

En cuanto a los quioscos, el decreto 1.320, establece que no podrán vender ningún tipo de bebida alcohólica durante las 24 horas, ya sea en envases cerrados o abiertos. También aclara que los quioscos que tengan una autorización provisoria para el expendio de alcohol, otorgado por el Ministerio de Gobierno, podrán continuar con la venta hasta el vencimiento de la misma. Y los que tienen una autorización definitiva, tendrán un plazo de 120 días para cambiar el rubro pertinente. Pero de igual manera deberán cumplir con las obligaciones que establece el artículo 2, el cual prohíbe la venta desde la medianoche hasta las 8.

Para poder adaptarse a los cambios que impone el Código de Nocturnidad, muchos de los quisqueros que quieran seguir vendiendo alcohol deberán convertirse en minimercado o bien en bar.

“Hasta ahora, tenemos registrados muy pocos cambios, menos del 20 por ciento. Y es que por ejemplo, para ser despensa hay una serie de requisitos que en una de esas no los pueden cumplir los quiosqueros. Uno de los impedimentos es el tamaño del local”, sostuvo finalmente, el funcionario municipal.

Mano dura

Las inpecciones que diariamente realiza la Municipalidad, no sólo apunta a la venta ilegal de alcohol, sino también al cumplimiento de las normas tributarias.

“Estamos haciendo un relevamiento de todo el padrón de comercio con una inspección rastrillo en toda la ciudad”, contó el director de Comercio de la Municipalidad, Daniel Otazú.

“Hacemos relevamientos tributarios, porque sucede que a veces declaran menos ingresos del real”, señaló. Con estas acciones hubo un aumento del 40 por ciento en la recaudación. Un dato histórico que el intendente Jorge Brignole se encargó de destacar en su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias del Concejo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE