Alexa

Argentina juega contra Bolivia y la altura

Desde 1973 no gana en los 3.600 metros de La Paz. Pekerman pone un equipo casi nuevo y reserva a los habituales titulares para el miércoles.
En el largo camino al Mundial hay escalas bravas, como esta en suelo boliviano. Si fueron pasando las Eliminatorias, y se fue prolongando esta historia, y se fueron quemando los almanaques, y Argentina sigue sin ganar allá en los 3.600 metros sobre el nivel del mar de La Paz, en donde hoy aterrizará un rato antes del partido; si la última alegría se remonta a aquel lejano 23 de setiembre de 1973 cuando el seleccionado ganó 1-0, ya el duelo de visitante con Bolivia se transformó en un capítulo aparte dentro del segmento clasificatorio para la Copa del Mundo.

En este sentido, entonces, habría que esperar que hoy desde las 17 (las 16, hora local) sobrevuelen en el Hernando Siles los duendes de Oscar Fornari (autor de ese gol detenido en el tiempo) y de toda aquella selección fantasma para atrapar una victoria que estreche más la distancia con el Mundial de Alemania. O bien, destrabar la pulseada que desde el inicio habrá en la mitad de la cancha y lastimar en los metros finales a un seleccionado boliviano que no sólo ocupa el último puesto de la tabla: está con la soga de la crisis atada al cuello.

Argentina lidera las Eliminatorias y tras este paquete de dos partidos (hoy ante Bolivia y el miércoles frente a Colombia en el Monumental) podría pasar directamente a la sala de preembarque hacia la gran cita de 2006 en Alemania. Pekerman tomó sus recaudos, armó dos equipos, y anoche llegó a Santa Cruz de la Sierra con los últimos ajustes definidos de cara al choque de hoy.

El plantel pernoctó en el hotel Yotaú, enclavado en el coqueto barrio Equipetrol, y hoy mismo volará hacia La Paz. La idea es ir directamente desde el aeropuerto de El Alto hacia el estadio, llegar unas dos horas antes del partido, y luego emprender enseguida el regreso a Buenos Aires.

Después del bochornoso desenlace que tuvo la visita de la Selección en tiempos de Daniel Passarella para Francia 98 (corte de Julio Cruz incluido), se entregó una mejor imagen en la ruta que iba al Mundial 2002 cuando el equipo alcanzó a empatar 3-3 sobre la hora. De todos modos, también en ese caso el seleccionado nacional estuvo lejos de transformarse en el patrón del juego. Le costó manejar el desarrollo. Claro, se trataba de un conjunto que llevaba la presión constante sobre el rival como una marca indeleble. Y en la geografía paceña no tuvo más remedio que adaptarse a la coyuntura.

Desde el primer día José Pekerman se diferenció de Marcelo Bielsa en cuanto al modo de buscar. Le imprimió al seleccionado mayor ese mismo ritmo —más cadencioso y con menos vértigo— que siempre pregonó en los juveniles. Y quizás este de hoy sea uno de los escenarios ideales para ese tipo de funcionamiento. Habrá que ver qué influencia ejerce la altura, y cómo responde este manojo de jugadores que, salvo el Pato Abbondanzieri y el Cuchu Cambiasso, integran un gran pelotón detrás de aquellos que se quedaron a esperar el partido del miércoles con los colombianos y que ya sacaron boleto al Mundial.

Pekerman esperó la recuperación de Leandro Cufré (le dieron seis puntos de sutura por un golpe que le aplicó en la pierna derecha su amigo Cafú en el Roma.

Milan del último fin de semana) y habría optado por él para armar, inicialmente, una línea de cuatro, igual que Bolivia, aunque recién hoy en La Paz confirmará el equipo. Habrá, en el medio, una pulseada con otros cuatro de cada lado y con Maxi Rodríguez y Erwin Sánchez (será su primer partido ante Argentina) como encargados de mostrar el camino. Y luego, dos puntas, así en Argentina como en Bolivia. Luego se verá… Si Clemente se suelta más por la izquierda, si Galletti baja unos metros por la derecha, si Abbondanzieri tiene mucho trabajo, si Maxi Rodríguez se corre de la derecha al medio, si Duscher hace pie en el centro o si la capacidad de Cambiasso se vuelve determinante.

El técnico Ovidio Messa, que debuta hoy en el cargo en lugar de Ramiro Blacut, no podrá contar ni con Juan Manuel Peña ni con Luis Gatty Ribeiro, ambos lesionados, y pilares de su plantel. Pekerman trajo a Bolivia 19 jugadores y la ilusión de romper el estigma de la altura, mientras sigue sumando elementos de análisis en el largo camino al Mundial.

Probables formaciones:

Argentina: Roberto Abbondanzieri; Nicolás Burdisso, Leandro Cufré y Gabriel Milito; Lionel Scaloni, Aldo Duscher, Nicolás Cambiasso y Clemente Rodríguez; Maximiliano Rodríguez; Luciano Galletti y Luciano Figueroa. DT: José Pekerman.

Bolivia: Leonardo Fernández; Percy Colque, Oscar Sánchez, Ronald Raldes y Lorgio Alvarez; Limbert Pizarro, Carmelo Angulo, Gonzalo Galindo y Erwin Sánchez; José Castillo y Joaquín Botero. DT: Ovidio Messa.

Estadio: Hernando Siles (La Paz, Bolivia).
Arbitro: Jorge Larrionda (Uruguay).
Hora de inicio: 17 horas. (Clarín).

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES