comScore

Presos por un crimen y ahora reconocidos por un atraco

El dúo está arrestado por el homicidio de un taxista, en Posadas. Otro chofer los apuntó como la dupla que lo asaltó [su_note note_color=»#cdcdcd»]Sólo resta una rueda de reconocimiento de armas para que el magistrado dicte una resolución[/su_note]Christian «Hombre» Giménez (19) y Sebastián González (20) fueron reconocidos en una rueda de presos por un remisero asaltado el miércoles 10 de noviembre del 2004, en Posadas. El trabajador dijo sin dudar que el dúo fue el que lo amenazó para robarle dinero y el equipo de comunicaciones del automóvil. Esto lo confirmaron fuentes judiciales.
Los jóvenes esán presos desde la madrugada del 13 de noviembre, poco después de que se produjera el crimen del taxista Silvio Aníbal Ramos (42), ultimdo en medio de un robo.
Ellos son los principales sospechosos por el homicidio, que habría ocurrido en la segunda incursión de la dupla en esa semana.
Precisamente el primer golpe lo habrían asestado en perjuicio de Hugo Orlando Bidegain. Este trabajador del volante reconoció en una rueda de presos a González y a Giménez como los asaltantes.
Ahora, el remisero será sometido a otra ronda. Le exhibirán distintos revólveres, entre los que estarán dos que habrían estado en poder de los sospechosos, a fin de que la víctima diga si una de ellos fue utilizado por los ladrones para intimidarlo.
Las fuentes confiaron que Giménez y González habrían asaltado a Bidegain en la chacra 149 con un arma, que luego vendieron para conseguir otra, utilizada posteriormente en el crimen de Ramos.
Al chofer que ahora los reconoció, los sospechosos le habrían sustraído 100 pesos, la radio de comunicaciones y el reloj taxímetro, luego de hacerse pasar por pasajeros.
Esa noche, uno de los asaltantes vestía una camiseta de Boca Juniors. La misma prenda llevaba uno de los delincuentes que subieron al taxi de Ramos como pasajeros y luego acabaron con su vida.
El reconocimiento del arma será la última diligencia vinculada con el caso. Luego, el juez interviniente, José Luis Rey, resolverá la situación de González y de Giménez.
Trascendió que el magistrado interviniente dispondría el procesamiento de los muchachos por los dos hechos en un mismo escrito. En el caso de Bidegain, los imputaría del delito de «homicidio calificado por el uso de armas», en tanto que en el de Ramos, por «homicidio en ocasión de robo».
Los informantes señalaron que en relación con el homicidio del taxista, los trámites prácticamente están agotados.

El último viaje


Ramos se inició como taxista en los primeros días de noviembre. El 12 por la noche, hizo un viaje desde el centro hacia la zona de El Laurel. Cuando se disponía a regresar, lo pararon dos muchachos, que pidieron ser conducidos por la avenida 115.
El coche Fiat Duna blanco circuló por la mencionada arteria hacia el Sur. Luego, tal vez con el conductor ya amenazado, ingresó en la calle Formosa. Hizo unos metros y se oyó un disparo. El proyectil de un revólver calibre 32 dio en la cabeza del trabajador, quien falleció de manera instantánea.
La Policía, luego de más de una veintena de allanamientos, detuvo a las pocas horas a los ahora arrestados.

-