comScore

«Estamos ante un Estado abortista»

El tema de la despenalización del aborto se remonta hasta el año pasado
con los dichos del Ministro de Salud y Ambiente de la Nación, Ginés
González García. Allí se supo que en el país se realizaban alrededor de 500 mil abortos por año.

«Eso se le puede hacer cuando está en la panza, en el parto, en la cuna, en el jardín de infante, en la escuela, cuando es joven -dejándolo que no se eduque – cuando es más grande e incluso cuando es anciano. Por eso no es lógico ni justo reducir la discusión al aborto del niño por nacer solamente», dice César Jiménez, con un sesgo de tristeza en sus dichos dado que se define como acérrimo defensor de la vida. Reflexionando sobre la discusión planteada en cuento a la legalización del aborto en el país, sentenció que «quien propone este debate se debe hacer cargo de todo lo otro, porque si no produce un recorte arbitrario de la realidad y se coloca como artífice de un debate tramposo».

¿ Cómo podemos analizar el tema hoy?

Al analizar el aborto hay que ver en que contexto social lo hacemos. Estamos en presencia de un Estado abortivo, y en ese sentido yo diría que esta maniobra de legalizar el aborto es una broma porque ya el Estado al no estar cumpliendo con sus obligaciones estatales como es la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, y la no reglamentación de la ley 3.820, obviamente se ha transformado en un Estado pro aborto. Estamos en presencia de un Estado que lo único a lo que aporta es la muerte de los niños por desnutrición, por negligencia.

¿Existe una relación directa entre pobreza y aborto?

En Misiones un 60 % son pobres, de los cuales la mayoría son jóvenes de hasta catorce años. Yo diría que discutir hoy la legalización del aborto es como si se le estuviera quitando la vida a los niños.

¿Y en las violaciones?

En el caso de la violación, no es una causal de justificación el aborto, porque lo que busca, la filosofía que tiene nuestra legislación en especial la de menores, es la de darle vida al recién nacido. Entonces busquemos las alternativas frente a esa posibilidad . ¿Porque no buscamos la posibilidad que ese niño nacido de una violación sea adoptado?. Pensemos con creatividad en función de la vida y no de la muerte. Hay tantos padres que quieren adoptar, están llenos de expedientes los Juzgados de Familia solicitando adopción. Me parece que sería la salida más fácil.

¿Y los derechos de ese recién nacido?

El derecho de la persona por nacer lo contiene el Código Civil, la Convención Internacional por los Derechos del Niño no. Los derechos los adquiere a partir del nacimiento y hasta los 18 años es niño y tiene todos los derechos y las obligaciones que este tratado internacional. Después se le ha dado rango Constitucional con la Reforma de 1994, le impone derechos, obligaciones y obligaciones al Estado.

¿Sería una solución momentánea?

A mí me parece que legalizar el aborto es buscar una solución social a las familias empobrecidas, me parece que esta legalización del aborto lo que está dando es un instrumento más para que los pobres resuelvan un problema social a través de la legalización. Si el Estado piensa que con la legalización del aborto se está resolviendo un problema se olvida de resolver lo problemas más importantes que son, desnutrición, indigencia y educación. Esas son las verdaderas causas de muertes del ciudadano común.

¿Y qué se hace en Misiones?

La ley 3.820 que nunca salió porque falta el decreto reglamentario. Es una ley muy preciosa y enriquecedora que obliga al Estado a garantizar justicia a los menores, a las familias, léase justicia civil, léase Poder Ejecutivo y le obliga comprometerse en todos los aspectos con el crecimiento del niño y eso también en el ámbito económico. Si la excusa sigue siendo la falta de presupuesto para que esta ley esté vigente, le diría a todos los que ponen esa excusa, dejemos de hacer costanera y pensemos en programas serios para la niñez. Existen dos grandes responsables de esta falta de política seria para la niñez, el Estado por haber incumplido permanentemente el Tratado Internacional al que adhirió en 1994″.

Los derechos

El 20 de noviembre de 1989 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la denominada «Convención de los Derechos del Niño», incorporada a nuestro ordenamiento jurídico el 22 de Noviembre de 1990. A partir de la reforma constitucional del año 1994, la citada Convención, adquirió jerarquía Constitucional, toda vez que el art. 75 inc. 11 de nuestra Carta Magna la incorporó al cuerpo constitucional. En sus artículos del documento expone que «se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad» y que «los Estados partes tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus familiares. En ese sentido Jiménez asegura que en el caso de que un tribunal internacional investigue en las condiciones en las que se encuentra la niñez es el país, «el resultado de la misma podría conluir en un proceso judicial a tan punto de que «la Argentina pueda ser multada por no garantizar el cumplimiento del pacto al que adhirió». Alundiendo a la parte del texto donde sentencia que «los Estados se asegurarán de que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños cumplan las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, (…)».

-