comScore

Asesinaron a una mujer y buscan a su pareja

RELACIONADAS

La víctima, de 30 años, recibió once puntazos y un golpe en la cabeza. Tenía cuatro hijos. El prófugo estaría en el interior [su_note note_color=»#cdcdcd»]El homicidio se registró cerca de las 2.30 en una casa precaria de la chacra 246[/su_note]Fue una madrugada de furia y sangre la que se vivió ayer en una humilde residencia de la chacra 246 de la ciudad de Posadas. En ese asentamiento, asesinaron de once puñaladas y de un fuerte golpe en el cráneo a una mujer de 30 años. El principal sospechoso y hacia quien apuntan todos los indicios es a la pareja de la víctima, un hombre de 37, quien se fugó del lugar tras el asesinato. Estaría en el interior de la provincia.
La trágica historia que por estas horas conmueve a la capital provincial sucedió cerca de las 2.30 en proximidades del cruce entre las avenidas Vivanco y Bustamante.
Los datos que recabaron los investigadores de la Policía indican que Magdalena Isabel Antúnez de Oliveira se enfrascó en una agria discusión con su pareja, aparentemente por cuestiones vinculadas con el mal momento que vivía la relación.
El cruce de duros reproches mutuos no fue sino el prólogo de lo peor, porque, en cuestión de minutos, la mujer recibió once cuchillazos entre la parte superior del tórax y el cuello. Además, sufrió un violento traumatismo en la cabeza. Las lesiones le produjeron el deceso al poco tiempo.
Según los pesquisas de la fuerza de seguridad, el presunto homicida se llama Juan Carlos Da Rosa.
El hombre se transformó desde las primeras horas de ayer en la persona más buscada de la provincia. Los voceros policiales consultados señalaron que se trata de un empleado de una empresa constructora, quien tenía con la víctima cuatro chicos, el mayor de ellos de nueve años. Luego del crimen, los pequeños quedaron solos en casa junto con el cadáver. Fueron los vecinos quienes los socorrieron y avisaron del caso a la comisaría Sexta.
La familia desmembrada por la desgracia vivía en una casa de un solo ambiente, que tiene una dimensión de 6×8 metros. El sector donde pernoctan los niños está separado del resto de la casa por un ropero.
Los detectives de la seccional del barrio Yacyretá y los sabuesos de la División Homicidios trabajaban ayer de manera ardua para dar con el buscado y el arma utilizada para el asesinato. Todos los domicilios de los parientes de Da Rosa están vigilados y a lo largo del día hubo minuciosos rastrillajes. Por orden del juez de Instrucción Tres, Eduardo D’Orsaneo, el cadáver de Antúnez de Oliveira fue sometido a una autopsia.

-