Una historia repetida

Que una persona se maneje con un DNI falso o al menos dudoso parece no ser algo grave para la Justicia Federal de Misiones.Esto se desprende de dos hechos que ocurrieron en los últimos tiempos y que fueron protagonizados por hombres que tenían pedidos de captura.Hace un par de años, los secuestradores Cristian Carro Córdoba, Rodolfo Lormhan y José Maidana estuvieron presos varios días en Posadas y recuperaron la libertad porque nadie envió sus fichas dactilares a la Policía Federal para corroborar sus identidades.Como se trata de hombres “pesados” en el mundo de la delincuencia, se manejaban con nombres falsos. Uno de ellos tenía doble identidad, motivo por el cual Gendarmería dio intervención al Juzgado Federal, que ordenó que el detenido quedara en libertad y luego se presentara a declarar.El martes a la madrugada la historia volvió a repetirse. Cayetano “Nani” Castelli cayó preso con un documento falso en el puente Posadas-Encarnación y la Justicia ordenó que “se lo libere supeditado a la causa”.Pero evidentemente no era su día de suerte, porque un funcionario de Migraciones lo reconoció y avisó que tenía pedido de captura por la megaestafa.Caperucita Roja dificilmente oculte su identidad, pero el lobo feroz tiene sobrados motivos para hacerlo. ¿Lo sabrán en la Justicia?



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE