Advierten riesgos de fármacos falsificados

A raíz del revuelo originado en torno al fallecimiento de dos mujeres -una oriunda de Entre Ríos y otra de Río Negro- a consecuencia de una inyección de hierro adulterada, la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA) alerta a los médicos de todo el país a fin de que extremen las precauciones en el uso de los medicamentos, dada la presencia en el mercado de remedios adulterados. Esta situación de carencia de control fue difundida por la entidad profesional desde hace largo tiempo, en distintas oportunidades, anticipándonos a estas graves consecuencias. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tiene, desde 1997, una división especializada para el control de medicamentos falsificados. Se trata del Programa de Pesquisa de Medicamentos Ilegítimos, fruto de un convenio de cooperación técnico-científico acordado por la autoridad sanitaria nacional, el sector farmacéutico industrial y las asociaciones profesionales. Este programa tiene jurisdicción en todo el país. Sin embargo, ya en 2002, la Auditoría General de la Nación había inspeccionado este programa y había formulado una serie de observaciones sobre su funcionamiento y organización, que la COMRA reflejó en las siguientes conclusiones:el Estado y los médicos deben profundizar los controles para evitar fallas en la seguridad y eficacia de los fármacos; la eficacia de un fármaco es su capacidad intrínseca para modificar favorablemente el pronóstico o curso de una enfermedad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE