La incorporación de 504 cargos nuevos para el Poder Judicial podría ser mediante concursos

Uno de los principales propulsores de que se concursen los cargos vacantes es justamente el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Rojas. La iniciativa no fue vista con buenos ojos por algunos ministros y jueces con vinculaciones en el alto cuerpo. [su_note note_color=»#cdcdcd»]El cortocircuito que se generó cuando Rojas dejó trascender que era su intención que la incorporación de los nuevos agentes fuera mediante concursos.[/su_note]A menos de una semana del inicio de la feria judicial, en el Superior Tribunal de Justicia comenzó la disputa por la distribución de los nuevos cargos en el Poder Judicial. Se trata de 504 cargos que se encuentran incluidos en el presupuesto 2005.Si bien los cargos que pidió el Poder Judicial para engrosar sus filas ya estarían distribuidos según las necesidades de los diferentes juzgados de la provincia, lo que aún no se sabe es quiénes serán los agraciados para cubrir los cargos.Desde la Unión Judicial de Misiones sospechan que hay algunos cargos que ya se encuentran cubiertos y los puestos han sido designados «a dedo». Sin embargo, desde el edificio de La Rioja 1.561 algunos integrantes de la corte desmintieron esas versiones.Una inimaginable pila de currículums, de diferentes tamaños, formatos y colores, esperan en una de las oficinas del STJ para que alguien los desempolve. Entre ellos se encuentran los de abogados recién recibidos, contadores, estudiantes de derecho, técnicos en informática, bachilleres desocupados, hasta los de gente con pocos estudios que ven en la justicia un lugar para poder desempeñarse en el área de maestranzas.Durante los últimos meses ingresaron a la estructura judicial, aproximadamente, una docena de flamantes contratados. Ninguno de los nuevos integrantes debió pasar por un concurso, ni por nada que se le parezca.Esta histórica práctica de contratación poco transparente, es uno de los principales puntos que reclaman en el marco de la reforma judicial, desde la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Misiones, el Colegio de Abogados, e incluso desde la Unión Judicial.En la extensa lista de los trabajadores contratados durante los últimos años por el Poder Judicial, se pueden observar los apellidos de decenas de empleados que casualmente llevan el mismo que el de algunos renombrados integrantes de la Justicia. Ahora el Superior Tribunal se prepara para la incorporación del personal que ocupará los tan deseados y reclamados cargos. Nunca antes en la historia de la Justicia misionera se abrieron tantas vacantes juntas.Los nuevos cargos no sólo son para cubrir los cargos de los juzgados que fueron creados en los últimos años y que nunca fueron puestos en marcha por la falta de presupuesto, sino que además se pretende atender las actuales falencias de otras dependencias que son imprescindibles para el funcionamiento del servicio de justicia.negrita/Disputa por los cargos/negritaEl cortocircuito que se generó la semana pasada en el seno del STJ, surgió cuando el presidente del alto cuerpo, Jorge Rojas, dejó trascender que era su intención que la incorporación de los nuevos agentes fuera en forma paulatina y mediante concursos. Algunos magistrados provenientes del fuero Civil, no vieron con buenos ojos la iniciativa del ministro aduciendo que había cargos que fueron pedidos con mucho tiempo de anticipación.Según señalaron fuentes de la máxima instancia judicial, la iniciativa de Rojas y los abruptos llamados telefónicos que se hicieron desde algunos juzgados civiles, irritaron a algunos ministros que hicieron saber que propuesta del presidente del cuerpo aún no había sido consensuada.Para poder cubrir las nuevas vacantes mediante concursos, Rojas tendría pensado que las incorporación se realicen mediante el Consejo de la Magistratura y no en forma directa por el STJ.negrita/Con mayor presupuesto/negritaEl presupuesto que manejó el último año el Poder Judicial fue de unos 40 millones de pesos, para el próximo período esa cifra trepó a 57 millones. El incremento presupuestario no sólo se debe a la incorporación de más personal; la informatización del sistema judicial, y la creación de un nuevo palacio de justicia para Oberá, son los otros puntos están contemplados.Si bien el presupuesto que aprobó la mayoría opositora de la Cámara de Representantes para el Poder Judicial se eleva a los 61 millones, ya que contempla un aumento por antigüedad y la restitución del 13 por ciento, el Poder Ejecutivo dejó de lado el incremento tras vetar parcialmente la ley de Presupuesto.El decreto que veta parcialmente la ley de Presupuesto aprobada por la Legislatura, fue firmado por el vicegobernador Pablo Tschirsch, el secretario de Hacienda, Daniel Hassan y el jefe de Gabinete, Maurice Closs, y cuestiona que los diputados nuevamente se metieron con las facultades del Ejecutivo al intentar fijar la política salarial con el aumento de los 100 pesos para los empleados públicos, la devolución del 13 por ciento y el aumento del adicional por antigüedad del 0,5 por ciento al 3 por año.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE