Comieron empanadas de hígado en una recepción

Un grupo de padres de la Escuela Normal Nº 10 denunció por «estafa» a otra empresa de catering en la comisaría séptima, a raíz de lo que consideraron un mal servicio brindado en la fiesta de recepción realizada en el Rowing el sábado último. El padre de un alumno, Mario Basualdo dijo que la denuncia se realizó a la empresa «Torreón del Monje» porque «no cumplió con el contrato» que fue firmado «en forma legal», agregó. Había 400 invitados que pagaron 28 pesos para participar en la fiesta. De la serie de problemas que tuvieron, Basualdo señaló que eran las 10 de la noche y no había bebida fría, el freezer no funcionaba, sirvieron sandwiche de miga «que parecía que lo prepararon hace una semana», las empanadas «parecían de hígado o paté de foi». A las 23:15 llegaron «dos bolsitas de hielo para 400 personas, eran las 23:30 y «no había nada para comer», a la medianoche «trajeron más hielo pero se terminó la gaseosa», por lo que se terminó la presentación de los egresados y «no había nada para tomar». Basualdo siguió enumerando las penurias que pasaron en esta fiesta única e irrepetible para los estudiantes egresados. Contó que el contrato decía que debía haber galeto con ensaladas varias, y «nos vamos al fondo donde descubrimos que había 150 muslos», cuando los invitados habían aumentado porque después de las 12 vinieron más. Contó que un mozo les sugirió que no coman la ensalada rusa porque «al parecer estaba preparada desde la mañana».Fue en ese momento que «todo estalló», porque por ejemplo «un padre había pagado 300 pesos para sus propios invitados, y a las 12 de la noche sólo había tomado un vasito de gaseosa».Los padres fueron directamente a hacer la denuncia en la comisaría, y «creo que uno de los encargados del servicio quedó detenido en ese momento». Ante el cariz de los acontecimientos «la fiesta terminó a las 1:30, los de la discoteca decidieron irse por temor a no cobrar», y los chicos finalmente terminaron festejando en la Costanera. (Radio A)