Joven misionero con su quena copó al público en la primera noche festivalera

En la primera noche de la 36º edición del Festival Nacional de la Música del Litoral no faltaron a la cita los artistas que fueron convocados al escenario mayor de Misiones, Ramón Ayala, María Ofelia, Rodrigo Sosa, Los Fronterizos, el Trío Laurel y Antonio Tarragó Ros. Cerca de las 20 se abrió el telón de la mayor fiesta musical de la región con la presencia de referentes locales y nacionales que hicieron vibrar a un anfiteatro que estuvo colmado de espectadores, atraídos por los platos fuertes musicales que estuvieron al final de la primera noche.La apertura de ayer estuvo a cargo del Ballet Municipal dirigido por Mariel Mandagarán, últimos ganadores del Premio Arandú en el rubro, que deleitaron con sus danzas al público, que a esas horas comenzaba a animarse en la fresca noche de la ribera del río Paraná.Seguidamente se disfrutó de la excelente presentación del grupo Sendero, Los hermanitos Arrúa, Chaloy Jara y el Grupo Enarmonía, todos con un cronómetro muy medido de parte de los organizadores del área de Cultura Comunal, quienes fueron implacables para poder cumplir con el horario de cierre estipulado, a las 2 de la madrugada, que en la primera noche fue logrado.Quien despertó la participación del público en la noche inaugural del festival fue María Ofelia, con un repertorio que incluyó sus viejos éxitos y nuevo material como el que presentó junto al Coro de Niños Cantores de Municipalidad de Posadas, quienes hicieron su debut anoche.negrit/El embajador, el más aclamado/negrita Cerca de la medianoche el recientemente nombrado embajador Cultural de la Provincia, Ramón Ayala descendió cantando de las escalinatas del Anfiteatro, acompañado de dos atractivas bailarinas. Lo acompañó en el escenario el percusionista Ricardo “Cacho” Bernal.En un juego casi íntimo con el público dejó que la platea elija lo que él debía interpretar y junto al ballet de la Peña Itapúa dirigido por el profesor Luis Stívala, ejecutó “Posadeña Linda”, “Lapacho”, “El Moncho”, entre otros éxitos.“No hay que ser angurriento en el escenario dado que somos muchos los artistas que queremos deleitarlos y deleitarnos en un festival que nos reúne en torno a nuestra raíces”, dijo el maestro misionero.negrita/Una revelación/negrita La gran sorpresa y lo que indudablemente copó al público, fue la llegada de Rodrigo Sosa, un joven de Aristóbulo del Valle que con tan sólo 15 años y ejecutando magistralmente la quena se ganó el aplauso ininterrumpido de la platea.Con interpretaciones que incluyeron, galopas, chotis y hasta una milonga Rodrigo desechó el viejo mito de que “nadie es profeta en su tierra”, y tanto Alejandra Núñez como Marcelo Caballero, los locutores presentadores del espectáculo debieron permitirle al muchacho un bis debido a la aclamación de los espectadores.Ya pasada la medianoche restaba la presentación de los Hermanitos Núñes, Los Fronterizos, El trío Laurel, que levantó al público con sus interpretaciones humorísticas, y el cierre a cargo del Padrino del festival, Antonio Tarragó Ros, a quien se lo vio un tanto molesto con la organización del evento y no mostró la calidez de siempre.negrita/Todo tranquilo/negrita En cuanto a la seguridad el predio estuvo abarrotado de policías y en los sectores internos tanto del anfiteatro y los camerinos, agentes municipales se encargaban de supervisar el orden y lo que necesitaran los artístas. En cuanto al servicio de cantina estuvo en manos de ONGs. como lo habían anticipado desde el municipio y no se vendió alcohol.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE