Informan sobre el Promin en Misiones

Mediante la aprobación de un pedido de informe del diputado nacional Diego Sartori, sobre el funcionamiento del programa PROMIN, que se centra en los suministros de emergencia de medicamentos y leche fortificada para la población materno infantil, el Poder Ejecutivo Nacional respondió al requerimiento indicando detalles de la ejecución del programa y algunas irregularidades producidas en la provincia de Misiones, que deberán solucionarse para que esta importante ayuda produzca resultados positivos. Desde septiembre del año 2002, en el marco de la Emergencia Sanitaria, se reasignaron fondos del PROMIN hacía medicamentos y suministros de emergencia, centralizándose en el suministro de leche fortificada para la población materno infantil.Antes de iniciarse la ejecución, las provincias firmaron con el Ministerio de Salud de la Nación un convenio en que estipularon las condiciones y compromisos involucrados. La dirección Nacional de Salud Materno Infantil, tomó la decisión de la implementación a través de las estructuras y circuitos cerrados de las provincias, por lo que, la distribución de la leche fortificada al interior de las provincias, queda bajo la responsabilidad de los Programas Maternos Infantiles Provinciales. Designando como responsables, a los funcionarios que ejercen la Coordinación del Programa PROMIN.Este programa en la provincia de Misiones, se distribuye en cuatro zonas sanitarias, Capital, Norte, Centro y Sur, y a su vez las zonas sanitarias distribuyen a las Direcciones de área Programática y estas a los efectores de salud, hospitales y centros de atención primaria, en los que se realiza la entrega a la población de acuerdo a dos normas definidas.a- entrega de leche previo control y evaluación de salud b- cantidades indicadas por grupo de edad. El sistema de información y monitoreo de la distribución y entrega a la población, contempla dos circuitos1- De la Nación a la provincia, basada en la conformación por parte de la provincia, de los remitos del proveedor y de los recibos de recepción, provisorios y definitivos que son provistos por el PROMIN.2- Al interior de la provincia, a través de los distintos niveles administrativos del sistema de salud provincial, y se basa en la conformación de los remitos habituales utilizados por la provincia para la recepción de la leche.La entrega de la leche a la población se origina en el efector (hospital o centros de salud) a partir de las planillas o recetas habituales de prescripción debidamente firmadas por el profesional que atiende cada caso. Esta información es consolidada en las “Planillas de Resumen Mensual” que completa cada efector mensualmente, donde una copia es remitida al nivel provincial. La responsabilidad de la consolidación de la información originada en cada uno de los niveles participantes es del nivel provincial y se realiza a través del sistema informático provisto por la Nación.Desde la Dirección Nacional de Salud Materno Infantil, se efectúa un análisis permanente de los datos remitidos por la provincia, a fin de apreciar el grado de avances e inconsistencias en las rendiciones y distribución a los distintos niveles provinciales involucrados como así mismo el grado de avance en la entrega de leche a la población.El último informe de la misión de supervisión por consultores de la Dirección Nacional de Salud Materno Infantil a la provincia de Misiones, se pueden observan las siguientes apreciaciones:Como objetivo: a- Monitorear la distribución y entrega a la población de leche fortificada cumplimentando las normas, llenado de registros y consolidando la información pertinente al nivel provincial.b- Actividades, se mantuvieron reuniones con responsables del nivel Central y referentes de zonas Norte. Además de visitas a los efectores de la zona Capital y Norte (Posadas / Eldorado).c- En el nivel Central se revisó la base de datos de distribución y consumo de leche de las cuatro zonas sanitarias, Capital, Centro, Norte y Sur, las cuales se encontraron con cargas actualizadas y adecuadas de fechas, números de remitos de distribución y números de licitaciones correspondientes.Los remitos de distribución de la leche se firman en cada lugar de recepción, por triplicado, enviándose una copia al nivel central de la provincia, “Esta operatoria se está dando en forma homogénea y regular desde el nivel central hasta las zonas sanitarias y de estas a las áreas programáticas, y con mayor dificultad desde las zonas hacia los efectores (hospitales y pequeños centros de salud)” dificultando el control de la cantidad de leche que se distribuye. La mayor dificultad se plantea en el circuito de rendición (entrega a la población) principalmente en zona Norte, donde los efectores no informan la leche distribuida.Con respecto a las aldeas aborígenes, la distribución a las 72 aldeas, es realizada a través del programa Anahí, directamente con el jefe de cada zona, previo control de salud del niño. De todos modos, la dificultad persiste por la falta de información sobre la distribución de la leche.El equipo del programa materno infantil de la provincia de Misiones, informa que la necesidad mensual de leche alcanza los 138.000Kg. y la cantidad enviada por la Nación es de 56.000 Kg. mensuales, por lo que habitualmente no resulta suficiente. Cabe aclarar que la Nación distribuye leche fortificada en todas las provincias, siendo la cantidad de leche provista para cada una de ellas un importante ayuda. “Esto no suple la responsabilidad de la provincia en velar el cumplimiento del Plan Materno Infantil, debiendo entregar a la población la totalidad de lo establecido por norma.”Resultados de la visita a efectores de Zona Norte En el hospital SAMIC de Eldorado, las planillas diarias de distribución y entrega de leche se llevan en la farmacia del propio hospital, para pacientes internados y en Servicio Social, para pacientes ambulatorios. En ambas entregas NO se cumplía las normas de entregas a la población.En general la información estaba actualizada desde el nivel central hacia las zonas sanitarias, pero aún presenta problemas respecto de la distribución y entrega de leche a los efectores del primer nivel de atención, situación que requerirá del compromiso de las jefaturas de zonas y de la supervisión continua del nivel central provincial.Por otra parte, a partir de las irregularidades observadas en las condiciones de entrega de leche en el hospital SAMIC de Eldorado, se remarca la necesidad de entregar la leche bajo normas y siempre y cuando se efectúe el control de salud del niño. Situación que también debe ser verificada por los referentes del programa a nivel central y de zona Norte.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE