Desbarataron dos importantes bandas de narcotraficantes en varios puntos del país

Dos bandas de narcotraficantes fueron desbaratadas y 67 de sus presuntos
miembros fueron detenidos en un megaoperativo antinarcóticos
denominado «Fiestas Blancas» realizado por la policía bonaerense
en varios puntos del país. Los allanamientos también se realizaron en Misiones. Así se logró desarticular totalmente una organización de traficantes de marihuana que desde Paraguay, pasaba por la provincia de Misiones y terminaba distribuyendo en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. El operativo, que se desdobló en las operaciones «Pampero Blanco» y «Viento Verde», se realizaron 80 allanamientos en Misiones, Corrientes, Buenos Aires y la Capital Federal, fueron detenidas personas de nacionalidad argentina, paraguaya y boliviana y se secuestró una importante cantidad de marihuana, cocaína y LSD.En el «Viento Verde», realizado por la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza, se logró desarticular totalmente una organización de traficantes de marihuana que desde Paraguay, pasaba por la provincia de Misiones y terminaba distribuida en Capital Federal y provincia de Buenos Aires.Esa investigación, que demandó dos años, permitió la detención de los responsables de las plantaciones paraguayas, los «pasadores» que la ingresaban al país mediante canoas, los encargados de acondicionar la droga en Misiones y los distribuidores.El comisario mayor Sergio Vargas, titular de la DDI La Matanza, resaltó el trabajo de sus hombres que, «como muy pocas veces ocurre, detuvieron desde el cabecilla de la banda, identificado como Emilio Barreto, 34 años, hasta el último distribuidor».Como resultado fueron detenidas 22 personas y se secuestraron siete toneladas de marihuana, 19 mil pesos, 12 mil dólares, 10 armas de fuego, siete vehículos acondicionados para el tráfico y 21 teléfonos celulares.En la operación «Pampero Blanco», llevada a cabo por la Delegación de Investigaciones Complejas y Narcocriminalidad de Junín, a cargo del comisario mayor Enrique Romero, se desbarató también completamente una red de narcotraficantes de cocaína.Ese operativo, en el que se secuestraron 22 kilos de cocaína, otros 20 en elaboración y un millar de pastillas de LSD de procedencia holandesa, comenzó con una detención en la ciudad bonarense de Junín.Tras tareas de inteligencia se fueron identificando los distintos escalones de la organización, desde el origen hasta los consumidores.Con esa información fueron detenidos desde las «mulas» de nacionalidad boliviana, que traían la «pasta base» hasta el Gran Buenos Aires, los responsables de los laboratorios clandestinos que «cocinaban» la pasta hasta convertirla en cocaína y los distribuidores.En el marco de la pesquisa fueron desarticuladas dos «cocinas» que funcionaban en las localidades bonaerenses de Ingeniero Budge y Transradio, donde se secuestraron solventes y un total de 200 mil dólares, además de armas, vehículos y teléfonos celulares.Tras las detenciones se determinó que la droga era distribuida en Transradio, Banfield, Villa Caraza, Lanús, Hurlimgham, Pilar , Isidro Casanova, Ingeniero Budge, El Juagüel y Caseros, y desde allí llegaba también a «dealers» de la Capital Federal y del interiro bonaerense.La causa judicial del operativo global, bautizado «Fiestas Blancas», en el que colaboró la Gendarmería, quedó a cargo del juez Federal en lo Criminal y Correcional de Morón 2, Enrique Rodríguez. (Buenos Aires, -Télam).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE