El sanatorio IOT promueve proyectos de innovación tecnológica

El Instituo de Ortopedia y Traumatología y el Gastón Dachary promueven dos proyectos de innovación tecnológica a fin de mejorar la calidad en la asistencia médica. Uno se basa en obtener la mayor información posible respecto al paciente en tiempo real. Otro en disminuir el error médico en internación. El área de la salud y la medicina no puede permanecer al margen del desarrollo tecnológico actual. Por ello, el Instituto de Ortopedia y Traumatología (IOT) en forma conjunta con el Instituto Gastón Dachary promueve dos proyectos de modernización informática a fin de mejorar la calidad en la asistencia médica. Contarán además, con el aporte -en cuanto a experiencias- de la Universidad de Vigo, España. Por un lado, desarrollarán “Sistema de seguimiento y registración de historia clínica de pacientes internados a través de dispositivos móviles”. Por otro, el servicio de terapia intensiva del IOT llevará a cabo el sistema “Disminución del error médico mediante la aplicación de tecnología informática en áreas de cuidados críticos”. Ambos proyectos comprenden una suma de 200 mil pesos, aproximadamente. El objetivo es que los agentes de salud, ya sean médicos o enfermeros, obtengan la mayor cantidad de información en cuanto la atención a los pacientes internados. Esto, a través de la informatización de historias clínicas, fichas, agendas y comunicación directa con dispositivos y aparatos que realizan análisis clínicos. En tanto que se utilizarán dispositivos inalámbricos pudiendo acceder a los recursos similares de una computadora, cuyos dispositivos estarán en conexión con el sistema central que contiene toda la información actualizada. La ventaja de este sistema móvil es que permite al médico interactuar con el sistema informático desde cualquier parte del edificio, independientemente de los dispositivos de interconexión. Es un sistema único en Misiones y en el país, según expresó Gabriel Manzi, gerente del IOT y agregó que pretenden ponerlo en funcionamiento en el período de un año. En principio, el sanatorio financiará la totalidad del proyecto y una vez concluido, “el FONTAR, que es un fondo de Ciencia y Tecnología le hará un aporte no reintegrable de un 40% por ciento” afirmó Manzi. Control del error médico El proyecto “Disminución del error médico mediante la aplicación de tecnología informática en áreas de cuidados críticos” se basa en el desarrollo e implementación de un protocolo computarizado que asista al médico en la toma de decisiones. Es impulsado por los médicos Osvaldo Amerio y Guillermo Toledo del servicio de terapia intensiva del sanatorio IOT. Al respecto Toledo dijo que se trata de un protocolo que reflejaría el diseño de un árbol de decisiones a fin de disminuir el error médico en tratamiento y en la distribución de medicamentos. Debido a que son éstas las áreas en las que se evidencia el error con mayor frecuencia, indicó. La prueba piloto del protocolo se realizará en pacientes con traumatismo de cráneo, comentó. Según el especialista, los errores médicos se deben a dos factores esenciales. Por un lado, el ser humano tiene una memoria de corta duración, en tanto que maneja de cuatro a siete datos. En este sentido, el médico maneja mal mucha información y disminuye así en calidad asistencial ya que debe retener datos de pacientes con diferentes patologías, ratificó Toledo. Además, los médicos no se ajustan a las guías de prácticas clínicas, por el contrario muchas veces optan por llevar a cabo acciones independientes de esta guía, afirmó. En 60 días se estaría firmando el convenio para recibir el crédito del Banco Mundial. Luego tendrían 18 meses para concretar el proyecto. Diseñan válvula cardiaca tricúspide En el marco del 3º Congreso Internacional de Cardiología por Internet, organizado por la Federación Argentina de Cardiología el trabajo del sanatorio integral IOT y la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de misiones (UNaM) resultó ganador del premio al Mejor trabajo científico realizado por una institución de iberoamérica. El especialista Osvaldo Amerio del IOT y los profesionales Sergio Esquivel, Mario Rosenberg, y Carlos Schvezov de la Facultad de Exactas diseñaron una válvula cardiaca de cuarta generación para implante. El nombre con el cual fuera presentado el trabajo es “Design of a fourth generation prosthetic herat valve: tri-leaflet valve”. Es una invetigación altamente innovadora, ya que hasta el momento sólo existía el implante de la bivalva.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE