Juicio al vendedor ambulante de Iguazú: rechazaron el apartamiento de las dos juezas y el debate seguirá el jueves

Juicio al vendedor ambulante de Iguazú: rechazaron el apartamiento de las dos juezas y el debate seguirá el jueves

Un tribunal penal subrogante, integrado por dos camaristas civiles y el magistrado penal Atilio León, rechazó las recusaciones que la defensa de un vendedor ambulante de Iguazú acusado de abuso sexual había presentado contra las juezas María Teresa Ramos y Lyda Gallardo, integrantes del Tribunal Penal de Eldorado que está juzgando al sospechoso.
El defensor había argumentado su pedido de apartamiento en que fueron esas juezas quienes le rechazaron una serie de pedidos que había planteado y que apuntaban a probar que supuestamente el hombre había sido víctima de una acusación falsa. Las acusó de “prejuzgamiento”.
El vendedor ambulante está acusado de haber violado a su hijastra y de haber manoseado a su propia hija.

El proceso
Hasta antes del inicio de la feria judicial de invierno, el proceso oral contra el imputado había mostrado testigos que lo comprometían y el testimonio de las víctimas en Cámara Gesell, también lapidante contra él. Sin embargo, cuando el juicio se reinició el lunes de la semana pasada, una tía de las nenas, llegada desde Buenos Aires, contó que las chicas le confesaron haber mentido en su declaración y que habían inculpado al padre a instancias de la madre.
Dijo ante los camaristas Atilio León, María Teresa Ramos y Lyda Gallardo que pasado un tiempo de que el caso tomara estado público, las víctimas lloraban de manera constante y cuando ella les preguntó qué pasaba, recibió como respuesta que ambas habían declarado una historia pergeñada por la madre, quien quería “sacarse de encima” al vendedor ambulante para iniciar un romance con otro hombre.
Añadió que las hermanas le pidieron que hiciera algo para que su padre fuera liberado, porque era inocente.
Esa tía consiguió la guarda de las menores por decisión de la Justicia. Su relato había sido solicitado por el defensor del acusado.
Tras el testimonio, el defensor del vendedor ambulante solicitó una “ampliación de Cámara Gesell” o subsidiariamente que se designe a peritos de parte para verificar las declaraciones que las chicas hicieron en su momento, para analizar si tienen o no valor.
Además pidió la ampliación de la declaración de la médica forense de Iguazú que examinó a la mayor de las víctimas, que supuestamente tenía lesiones compatibles con abuso sexual.
El fiscal Diego Barrandeguy rechazó los pedidos. Luego, el Tribunal, con fallo dividido, rechazó todos los pedidos. A favor del rechazo votaron las camaristas Lyda Gallardo y María Teresa Ramos. El único que se mostró proclive a llevar adelante lo solicitado por el defensor fue Atilio León.
Ante la decisión adversa, la defensa recusó a Ramos y a Gallardo. La semana pasada ambas rechazaron apartarse y remitieron el incidente a la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Ahora, el Tribunal subrogante se expidió: entendió que no hay causal para que las magistradas se aparten.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE