Conocé a las 8 bailarinas misioneras que persiguen su sueño y se lucirán en “World Hip Hop Dance Championship 2018” en EE.UU. en representación de la Argentina

 Del 5 al 12 de agosto, estarán en Phoenix, Arizona, Estados Unidos, participando del mayor evento global de este ritmo urbano que cada vez tiene más adepto, pero donde solo pisarán ese escenario los mejores bailarines del mundo. La Crew Juveniles Femenina de la Academia DaVinci está conformada por Brisa do Santos (17), Natalia Escobar Romero (16), Yulca Krauczuk (16), Daniela Olivera (16), Milena Lafitte (16), Romina Cardozo (16), Tatiana Alegre (15)Lucía Giménez (14). El grupo es liderado por el coreógrafo y bailarín, Gustavo Escobar, director de la academia en Posadas y fundador del reconocido Grupo High Quality Crew. Por segunda vez, logró un alto nivel con sus bailarinas que les permitirá competir con más de 53 países en el Mundial 2018.

 

Estas jóvenes adolescentes de la foto están a pocos días de hacer historia en esta cultura urbana de la provincia, de la mano del líder del Grupo High Quality Crew (HQC), equipo de competencia internacional de la Academia DaVinci “Centro Integral de Disciplinas” que dirige Gustavo Escobar, coreógrafo y bailarín.

Las chicas son las primeras “semillas” de la Categoría Juveniles de la academia de ritmos urbanos que, desde Posadas, Misiones, lograron clasificar en representación de la Argentina para competir en el mundial de la prestigiosa organización HHI International, tras posicionarse en 5to lugar en el ranking nacional entre los mejores grupos Varsity Crew  del país y obtener un puntaje que les permitió llegar a esta oportunidad de representar a la Argentina en el “World Hip Hop Dance Championship 2018” que se llevará a cabo del 5 al 11 de agosto próximo, en la ciudad de Phoenix, Arizona, Estados Unidos.  

 

Las 8 bailarinas salieron de su monótona y tradicional vida adolescente para convertirse en los últimos 3 años en las “ídolas” de la danza urbana para muchos adolescentes. Se esfuerzan todos los días para adecuarse a la disciplina de un entrenamiento de alto rendimiento físico, cómo se exige un deportista para responder a una competencia internacional, en la que tienen que equilibrar la nutrición alimentaria y la hidratación diaria para dar todo de sí en cada ensayo. En los últimos meses, practican de lunes a sábados unas 4 a 5 horas en promedio,y además también incorporan prácticas de otras disciplinas (Yoga, Gimnasia Artística, Danzas Clásicas, etc) o capacitaciones que les permite mejorar la técnica y estilos del Hip Hop: Locking, Popping, Waacking, House Dance, Hip Hop Dance, entre otros.

A veces rompen con los estándares de participar en reuniones familiares y hasta pierden esas amistades adolescentes que ya no entienden la frase eterna de “tengo ensayo”, incluso sábados y domingos. Pero el esfuerzo para ellas vale la pena porque eligieron recorrer este camino, y comparten con el grupo los valores del trabajo en equipo, la responsabilidad, el compromiso, la superación personal, la disciplina y entrenamiento físico. La adrenalina del Hip Hop es su pasión y el cuerpo lo siente. Vuelan con sus pies, con una arrolladora actitud y energía en el escenario con impresionantes coreografías y presencia escénica que caracteriza a esta danza urbana. “Cuando bailo soy feliz”, repiten.

En definitiva, para ellas bailar Hip Hop es lograr esa sensación de un “estado perfecto” con la vida.

Y cumplen un sueño de la mano del “Profe”, a quien expresan una especial admiración y en una palabra -cada una- lo definen como: único, guía, dedicado, genuino, motivador, perseverante. Un líder. “La palabra que mejor lo define es líder, ya que tiene todas las características para serlo, desde enfoque, confianza, inspiración, pasión, innovación, mucha paciencia, es genuino, y es positivo. Está constantemente alentándonos, dándonos confianza y valorando lo que hacemos”, resumió Brisa en su descripción.

 

Con las zapatillas listas

 

Para Yulca Krauczuk bailar en el escenario del Mundial HHI significa el mayor paso para “la oportunidad de construirme como la bailarina que quiero ser y coreógrafa profesional”, afirmó como su principal meta.

Y llegar a ese momento de compartir la adrenalina de intercambio y experiencias con otros jóvenes apasionados por esta danza desde distintos puntos del planeta movilizará profundas emociones.

“Al pisar el escenario pensaría en mis padres, ya que ellos me dieron la oportunidad de ir. Sin ellos no podría haberlo logrado claramente. También pensaría en mi abuelo que me apoya desde lejos y me ayuda con todo lo que puede”, compartió la joven profesional. Yulca es una de las primeras Instructora Juniors de la Academia DaVinci, junto a Natalia Escobar Romero.

Competir en este torneo es mi sueño, pisar ese escenario significa que crecí mucho como bailarina y que estoy preparada para una competencia de ese nivel. Siempre miraba los videos del HHI por YouTube y quería algún día llegar a bailar como ellos. Eso hoy lo logramos con la Crew. Estamos a un nivel muy alto que nos permitirá competir con bailarines muy preparados, y eso a su vez me dan ganas de mejorar”, expresó, por su parte, Natalia, que tiene muchas expectativas profesionales con el Hip Hop. “Quiero llegar a ser una muy buena bailarina y coreógrafa en el futuro”, asegura.

“Llegar a ese momento de pisar el escenario del Mundial de EE UU me genera muchas cosas, felicidad, emoción, ansias. La frase de “mayor evento de danza en el planeta” ya me pone nerviosa, es increíble la oportunidad que tenemos, todavía no caigo del todo. En ese momento pensaré en mí y todo lo hecho para llegar hasta ahí, en Gustavo y en la gente que quiero”, respondió en la entrevista la joven bailarina.

“Para mí estar en este torneo es darme cuenta que tengo las misma posibilidades que grandes artistas que admiro y a los cuales vi bailar en ese certamen”, expresó por otra parte Brisa do Santos. A diferencia de otras bailarinas de la Crew, por el momento no tiene proyecciones de continuar una carrera profesional. “Mis expectativas están en la intención de disfrutar el arte de bailar Hip Hop”, precisó.

De igual forma, las emociones a pocos días del torneo están. “Cuando pise ese escenario pensaré en mi mamá, en todo el esfuerzo que hizo para que yo esté ahí. La competencia mundial es algo que me genera mucho nerviosismo, pero sobre todo mucha felicidad”, aseveró Brisa ante la consulta de Misiones Online.

Sin embargo, para Daniela Olivera viajar al Mundial “es cumplir un sueño” y sus expectativas están puestas en lograr en un futuro convertirse en una bailarina profesional algún día”.

Sobre ese preciso de pisar el escenario, dijo que “pensaría en todo lo que me llevó llegar hasta ahí. Además de pensar en mis padres que me apoyaron tanto para lograr esto. Me genera mucha felicidad poder vivir esta experiencia”, expresó la bailarina.

En tanto, Milena Lafitte sostiene que quiere aprender de la experiencia. “Competir sería una nueva forma de ver las cosas, aprender de los demás bailarines, expandir los horizontes y llevarse algo nuevo casa. Eso es algo que no todos tiene la posibilidad de experimentarlo. Además, es un sueño cumplido para mí”, expresó al igual que Daniela.

“Tengo expectativas de continuar en Hip Hop para ser en el futuro una bailarina profesional, quisiera lograr ser algún día una bailarina reconocida”, sostuvo Milena.

Si bien las emociones atraviesan a las jóvenes bailarinas a pocos días de vivir la aventura de competir en su primer mundial, señaló que “al momento de pisar el escenario pensaría en mis padres porque siempre me apoyaron y me llevaron a mi primera clase de Hip Hop, así que es gracias a ellos que hoy bailo. Me genera una gran felicidad acompañada de un nerviosismo que se disfruta. El tipo de adrenalina que se siente cuando sabes que vas a hacer algo que te puede cambiar”, explicó la bailarina.

Lucía Giménez  es la más pequeña de la Crew, y también viajar al mundial es cumplir un sueño para ella. “Es algo que nunca creí que me podía pasar. Pero pisar ese escenario es una de las cosas que más deseo y anhelo”, admitió en la entrevista. “Tengo muchas expectativas personales con el Hip Hop, ya que quiero lograr a ser algún día una profesora o instructora de reconocimiento mundial”, proyectó con entusiasmo la bailarina.

Agregó que al momento de subir al escenario “daría lo mejor, dejaría las mejores vibras, pensaría en mis compañeras, en mis padres y, sobre todo, en mi profesor Gustavo que es el que entrenó para que nosotras podamos estar en el mundial, y es quien nos alienta a seguir. Poder bailar en el mundial me genera nervios por un lado, pero me da felicidad y mucha seguridad en mi misma”, expresó Lucía.

Para Romina Cardozo, todo pasó tan rápido que aún no tuvo tiempo de pensar en lo que será “ese” momento de salir al escenario del Mundial HHI. “Pero ahora tengo muchas emociones juntas, porque pisar ese escenario sería un gran paso como bailarina, y en un futuro me encantaría ser una bailarina profesional y reconocida”, señaló.

Por otra parte, en relación al momento que llegue a estar arriba del escenario dijo que “pensaría en ese momento en mi mamá por todo lo que hizo por mí, ella fue quien me llevó a comenzar esta danza, y me emociona poder tener la oportunidad de competir en este gran evento y quiero dar todo para poder llegar lejos en la competencia”, manifestó en la entrevista.

Finalmente, Tatiana Alegre aún no puede creer que ya estén solo a pocos días de subir al avión para cumplir la meta por la que tanto se prepararon en estos meses. “Es un sueño que pensé que nunca lo iba a lograr cumplir y ahora que estamos por ir, no caigo todavía”, señala con emoción.

Su propósito es llegar algún día a ser bailarina profesional o conocida por muchas personas, por lo que las expectativas de participar en el mundial son muy altas. “En lo que voy a pensar al pisar ese escenario será en la Crew y en todo el esfuerzo que pusimos para llegar a un nivel tan alto”, concluyó la bailarina.

 

Por Patricia Escobar 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE