Sergio Lanziani: “Misiones tiene todo para generar energía a partir de biomasa forestal y responder a la demanda”

El ministro de Energía de Misiones, Sergio Lanziani, tuvo una participación especial en la última reunión de la Mesa Forestal Provincial en la que trataron el tema de proyectos de generación de bioenergía como principal alternativa de reactivación económica para las Pymes industriales y productores, ya que los proyectos de generación de energía movilizarían la demanda y mejorarían el precio de mercado actual de la biomasa que generan los casi 600 aserraderos activos en la provincia.

Con cambios de autoridades en el gabinete del Presidente Macri, que derivó en el reemplazo de Juan José Aranguren por el actual ministro de Energía, Federico Iguacel, desde el Estado Nacional se plantean nuevas políticas económicas con la revisión de medidas en todas las áreas, por lo cual desde la Mesa Forestal Provincial señalaron la necesidad de tener previsibilidad al momento de analizar proyectos y por ello acordaron trabajar en la redacción de un documento a presentar en la próxima reunión de agosto de la Mesa Nacional de Competitividad, que permita exponer las reales oportunidades de proyectos público-privados que se tienen frente a la próxima Ronda 3 del Plan RenovAr.

El subsecretario de Energía de Misiones sostuvo al respecto en el encuentro que “el gobierno de Misiones es el más interesado en avanzar en transformar y movilizar ese recurso que hoy esta disponible de los casi 3 millones de metros cúbicos (m3) de los residuos en los bosques o sumado a lo que se pueda generar además en la industria entre aserrín, chip, virutas y costaneros. “Por dar un número que permitirá dimensionar de lo que estamos hablando: Misiones está consumiendo 2.600 kw hora por año; y esto a un valor de referencia que toma el Estado Nacional hoy de 50 dólares el Kw/hora, lo que quiere decir que la provincia transfiere al resto del país alrededor de 130 a 140 millones de dólares por año, que es por la energía que consumimos los misioneros. Por lo tanto, tenemos los recursos y tenemos la demanda de los mismos misioneros. Demanda que fue creciendo en los últimos 25 años a un ritmo superior del 6,5% promedio”, detalló el funcionario ante los empresarios.

“Cuando uno proyecta esta tasa, se encuentra con otro dato, y que se estima que en 10 años el consumo de los misioneros sea el doble de la energía que se consume en la actualidad. Y además, ese valor de referencia de 50 dólares, tiene un camino de desmantelamiento de subsidio por parte del gobierno nacional, hasta llegar al “mix” del costo de generación, que hoy está por encima de los 75 dólares el megavattios/hora. Por lo tanto, con estos números, nadie puede dudar que lo que más queremos como misioneros es que parte de la producción de energía que consumimos – y que la tenemos que pagar al resto de la Argentina – la podamos producir en la provincia y con nuestra propia materia prima”, dijo.

Pero el funcionario explicó que en terreno se encuentran siempre con una gran traba para avanzar, y es la falta de confianza de los productores. “Lograr dar este paso no es fácil”, admitió Lanziani. “Estamos trabajando desde hace más de dos años en estudiar la factibilidad de proyectos. Nos reunimos en más de 100 oportunidades con los propietarios y productores de la biomasa, pensando en los residuos de la cadena forestal y como para estudiar la base técnica para un lanzamiento. Y llegamos siempre al mismo lugar donde no avanzamos, y del cual –planteó- tenemos que encontrar una solución entre todos: para presentarse al RenovAr hay que firmar contratos a 20 años, a un precio fijo en dólares. Cuando el propietario de la biomasa tiene que sentarse con el inversor de la usina de biomasa para la firma del contrato, duda, ya que hay que asegurarle un precio en dólares por el combustible  (la biomasa). Este es un punto que hasta el día de hoy no logramos resolver”, explicó Lanziani.

Mientras que a la Nación se le pidió desde la Provincia en forma reiterada que establezca precios variables, aún no lograron una respuesta positiva. “La respuesta es siempre la misma, nos contestan que no puede ser porque Nación tiene que planificar a largo plazo. En la última convocatoria del RenovAr se puso un incentivo decreciente para fomentar las pequeñas usinas de biomasa, y es vital para los intereses de Misiones que eso se mantenga, ya que si eso no ocurre, casi con seguridad no vamos a poder hacer  inversiones de usina de biomasa. Les aseguro que esto no va a poder ocurrir”, recalcó finalmente Lanziani en la Mesa Forestal.

De esta manera, para cerrar, el ministro planteó a los presentes como interrogantes para elevar al Congreso Nacional analizar un escenario que indica que “en la región de la Mesopotamia, entre las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Entre Ríos se dispone del recurso y se cuenta con 450 MW ya instalado de generación térmica en la que se quema gasoil. Esa generación térmica cuesta sólo en combustible, la cifra de 400 dólares el MW/ hora para generar con gasoil. ¿No es racional establecer un precio para la generación con biomasa forestal que cierre todos los costos de los actores, cuando estamos hablando que la licitación del RenovAr son de 110 dólares, más un incentivo decreciente, contra 400 dólares que nos sale solo pagar el gasoil que quemamos en esa usina en el nordeste argentino?”, apuntó Lanziani. “Este es un argumento sólido para exponer en el Congreso Nacional y le pido al funcionario nacional que nos ayude también en esto”, concluyó el ministro de Energía de Misiones.

 

 

 

 

 

 

Por Patricia Escobar 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE