Uruguayos condenados en Misiones por transportar marihuana y cocaína disimulada entre café

Uruguayos condenados en Misiones por transportar marihuana y cocaína disimulada entre café

El Tribunal Federal de Posadas condenó a penas de entre 4 años y medio y 5 años de cárcel a tres uruguayos a los detuvieron en el peaje Victoria, sobre la ruta nacional 12, con una carga de marihuana y cocaína, que era transportada en un automóvil, disimulada entre café para burlar a los canes adiestrados para la detección de estupefacientes.
El fallo lo dictaron los camaristas Víctor Alonso, Norma Lampugnani y Manuel Alberto Jesús Moreira, luego de que el trío se declarara culpable y accediera a un juicio abreviado por los delitos de “contrabando de importación de estupefacientes calificado en concurso ideal con transporte de estupefacientes”.

El operativo
El domingo 17 de enero de 2016, alrededor de las 13.15, personal de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Eldorado” y Personal de la sección Núcleo, ambos dependientes del Escuadrón 10 de Gendarmería Nacional, apostados sobre ruta nacional 12, a la altura del kilómetro 1551, estación de peaje “Colonia Victoria”, procedió a controlar un auto Volkswagen, modelo Gold Trend, dominio colocado (BRA) IPX-3759, que se desplazaba en dirección norte-sur. Identificaron al conductor como Luis Marcelo González Sosa, uruguayo, quien se encontraba acompañado por Bruno Leandro Bottino Rosa, de la misma nacionalidad, Cristian Fabián Rodríguez González, uruguayo, y por una mujer, con orden de captura.
Al observar el interior del automóvil, se notaba a simple vista que en la parte trasera del respaldo del asiento del acompañante, sobresalía un objeto rectangular por debajo de la funda que recubre el respaldo. Los gendarmes no pudieron discernir de qué se trataba, dado que estaba perfectamente cosido el cobertor. Al ser consultados sobre quién era el propietario del vehículo, informaron que le pertenecía a Bottino Rosa, a quien se le consultó de qué se trataba el objeto debajo de la funda. El hombre manifestó desconocer de qué se trataba, argumentando nerviosamente, que había adquirido hace poco tiempo el vehículo. Por esta circunstancia, los uniformados detuvieron a otros dos vehículos similares en marca, modelo y año, a fin de comprobar si el elemento observado era original de fábrica o fue colocado con posterioridad. Se corroboró entonces que ninguno de los vehículos tenía ese relieve sobresaliente del asiento, razón por la cual se solicitó la presencia de testigos hábiles y del can detector de narcóticos y su guía. Efectuando un primer recorrido, el can “Amelia” no se manifestó, pero en una segunda ronda con la perra “Norma”, esta reaccionó al aproximarse al sector del asiento trasero del rodado, de la misma forma que lo hace habitualmente ante la presencia de estupefacientes. Se solicitó al conductor que de forma voluntaria realice la apertura de la funda del asiento, a los fines de determinar de qué se trataba el objeto oculto debajo de la misma, respondiendo éste en forma negativa y exigiendo una orden judicial para acceder a tal requerimiento.
Ante esta situación y previa consulta con el titular del Juzgado Federal de Eldorado, el personal actuante realizó una pequeña incisión sobre la costura, pudiendo observar la existencia de un paquete rectangular dentro de una bolsa hermética, con pequeñas cantidades de café en su interior; por lo que procedieron a extraer el mismo, observando que había dos paquetes más, acondicionados en igual forma, y similares a los “ladrillos” de marihuana.
Al mismo tiempo, en el respaldo de la butaca del conductor, se detectaron otros paquetes de los que también emanaba un fuerte olor a café y se encontraban envueltos en bolsas herméticas, rodeados de pequeñas cantidades de café en polvo, a los fines de neutralizar el aroma de la sustancia. Todo lo cual fue comunicado de inmediato al Sr. juez Federal de Eldorado, quien autorizó el traslado de la comisión integrante del procedimiento a la sede del Escuadrón 10 “Eldorado” de GN, a fin de la continuar con las actuaciones y registrar minuciosamente el automóvil en cuestión.
El magistrado también ordenó la detención de los ocupantes del vehículo, secuestro del automotor, documentación y de la mercadería incautada. Una vez en la dependencia oficial, procedieron al pesaje y extracción de muestras de las sustancias halladas. Se estableció que había cuatro paquetes con un peso de 4,311 kilos de marihuana, y dos envoltorios con un peso de 1,082 kilos de cocaína; además de los estimulantes del tipo anfetamínico.

Las condenas
Rodríguez González, alias “Boxer” y Bottino Rosa recibieron una pena de cinco años de cárcel, en tanto que González Sosa, cuatro años y seis meses.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE