Un hombre enterró vivo a un bebé: lo rescataron nueve horas después, “exhausto y deshidratado”

Un hombre enterró vivo a un bebé: lo rescataron nueve horas después, “exhausto y deshidratado”

Un policía del Condado de Missoula, en Estados Unidos, rescató a un bebé de cinco meses al que un hombre drogado enterró bajo una montaña de palos y escombros. “Fue solo un gemido”, dijo Ross Jessop, al describir el sonido que escuchó y que lo llevó al lugar donde estaba el pequeño.

 

La Oficina del Sheriff precisó que el nene, vestido solo con un mono mojado y sucio, estuvo en el lugar durante al menos nueve horas. Lo que significa -indicaron- que sobrevivió a una noche fría, antes de ser descubierto. “Esto es lo que llamamos un milagro”, dijeron en la oficina de la policía local.

 

 

El bebé fue tratado por deshidratación, raspones y moretones. En el camino al hospital, comenzó a “toser palos pequeños”. Pero, en general estaba bien de salud, contó el policía, según informó The New York Times.

 

Tras las investigaciones, detuvieron a quien era el responsable del cuidado del bebé desde el sábado por la noche. Se trata de Francis Carlton Crowley, de 32 años, acusado del delito de agresión contra un menor de menos de 36 meses. Hasta el momento se desconoce la relación entre el hombre y la víctima.

 

 

El rescate

 

Los agentes fueron llamados desde la zona de Lolo Hot Springs en el Bosque Nacional Lolo el sábado por la noche por el comportamiento de un hombre que afirmó tener un arma y amenazó a varios vecinos: era Crowley, pero ya no tenía el bebé.

 

Cuando llegaron al lugar, los agentes hablaron con él e intentaron saber el paradero del nene. No obstante, Crowley estaba bajo la influencia de estupefacientes y no hablaba de manera coherente. Aunque sí lograron comprender que tuvo un accidente en su auto y luego abandonó al bebé. “En base a su comportamiento, los oficiales rápidamente determinaron que estaba bajo la influencia de drogas”, precisaron.

 

Por esto, los equipos de rescate de la policía, el Servicio Forestal, la Oficina de Administración de Tierras y la Patrulla de Carreteras de Montana desplegaron en una búsqueda contrarreloj en la zona. Durante más de seis horas, peinaron el bosque.

 

Finalmente, descubrieron al bebé en una zona boscosa en propiedad privada, alrededor de las 2 de la madrugada del domingo. En una entrevista telefónica el martes, Jessop dijo que el bebé estaba alerta pero exhausto, incapaz de llorar más. “Fue bastante sorprendente”, afirmó.

 

TN



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE