Crimen del aduanero en Oberá: la mujer permanece detenida en una clínica y será indagada cuando esté en mejores condiciones

Crimen del aduanero en Oberá: la mujer permanece detenida en una clínica y será indagada cuando esté en mejores condiciones

La mujer del aduanero asesinado a balazos en Oberá, única sospechosa por el crimen, se encuentra alojada en una clínica privada, con la correspondiente custodia. Cuando la Policía termine el sumario correspondiente y si su estado de salud lo permite, será indagada por la jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat.
Trascendió que la mujer padecería demencia senil y complicaciones relacionadas con la obesidad. El homicidio habría ocurrido el lunes por la tarde, pero recién se descubrió pasadas las 22.30, cuando la sospechosa le contó a los paramédicos de una empresa de salud a la que había llamado por una descompostura que su marido estaba muerto en la casa del barrio Villa Svea.
Hasta el momento, lo que se maneja es que Luisa Báez (61) disparó contra su marido César Oscar Paganeto (65) luego de la discusión entre ambos. Al parecer la relación de pareja estaba muy desgastada y los entredichos subidos de tono eran constantes.
Algunos vecinos de la pareja detallaron ante los investigadores policiales que incluso la mujer habría llegado a la agresión física en algunas ocasiones, pero que el hombre no la habría denunciado por pudor.
Paganeto residía en Oberá, pero se desempeñaba en la Aduana de Alba Posse. Era considerado buen vecino. No tenía hijos con Báez.
Si bien se analizaron distintas hipótesis, ninguna alcanzó el sustento del ataque de la mujer hacia el aduanero. Nadie forzó la puerta y no hay indicios de que se haya tratado de un robo o venganza. De hecho, el fallecido no tenía enemigo conocido y en su ámbito laboral se desempeñaba correctamente, siempre según los datos recabados por los detectives.
Paganeto recibió dos balazos. Antes de caer fulminado habría forcejado con quien le disparó, porque en una de sus manos detectaron restos de pólvora. Mismos vestigios aparecieron en las manos de su mujer. En la casa, personal de la Unidad Regional Dos de la Policía encontró un revólver calibre 38. Sería el arma homicida.
Báez será imputada del delito de “homicidio calificado”. Con los estudios médicos a los que será sometida se determinará si es o no imputable; es decir, si comprende la criminalidad de sus actos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE