Tamara Kovalchuk, la bailarina misionera que brilla como porrista en el fútbol americano

Tamara Kovalchuk, la bailarina misionera que brilla como porrista en el fútbol americano

Tamara Kovalchuk nació hace 26 años en Posadas, es bailarina y trabaja como “cheerleaders” del equipo de fútbol americano Miami Dolphins. Volvió a su tierra natal a pasar unos días junto a su familia y visitó los estudios de Misiones Online para contarnos sus comienzos en esta profesión y como llegó a cumplir el “sueño americano”.

En Estados Unidos el fútbol americano es el deporte estrella, con millones de aficionados en todo el país, pero aparte de los jugadores una de sus mayores atracciones son las “cheerleaders” o porristas en español, trabajo con el que sueñan la mayoría de las adolescentes norteamericanas, y la posadeña lo pudo realizar.

Desde los siete años Tamara se dedicó al baile, empezó a transitar sus primeros pasos en esta disciplina  en Posadas, tomando clases de baile y formando parte del ballet provincial, luego viajó a Buenos Aires donde estudio cuatros años en el Instituto Julio Boca y participó en comedias musicales y video clips. Estando allá audicionó y fue elegida como una de las bailarinas del reconocido cantante mexicano Juan Gabriel  en sus recitales en Argentina. Este importante paso en su carrera le abrió nuevos caminos y poco tiempo armó sus valijas y partió hacia México donde continuó perfeccionando y estudiando los que más ama hacer bailar y actuar.

Participó en comedias musicales en México hasta que se presentó a una convocatoria que realizó el equipo de fútbol americano, para incorporar chicas latinas a su staff de porristas. De 81 quedaron 36, entre ellas Tamara.

La joven bailarina de 26 años, cuenta que está viviendo un sueño, nunca imagino que podría llegar a ese lugar, “descubrí que podía vivir de los que más me gusta hacer y es algo hermoso”.

Una de las actividades que más destaca la joven bailarina que realiza junto a las Cheerleaders de los Miami Dolphins es la faceta social, el trabajo junto a la comunidad de Florida,”visitamos hospitales, tratamos de llevar alegría a los chicos,  asistimos a eventos, damos clases de baile para niños, visitamos las tropas militares estadounidenses que están afuera del país, la misión es llevar un poco de alegría y aire fresco, un pedacito de hogar a esas familias”.

Este rol es el que más disfruta Tamara, aportar a la sociedad no solo su experiencia y conocimientos profesionales sino también brindar un poco de alegría e inspirar a las niñas  que con esfuerzo y dedicación pueden realizar todo lo que anhelan.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE