“Los subsidios vinieron para quedarse”, sostuvo Diego Cabot, periodista de La Nación

“Los subsidios vinieron para quedarse”, sostuvo Diego Cabot, periodista de La Nación

El especialista dio una charla denominada “La Argentina de los subsidios cruzados”. Señaló que los subsidios a las tarifas de energía y transporte representan alrededor del 4,5% del PBI. “Este es uno de los rubros donde el Gobierno Nacional apunta para reducir el déficit fiscal”, afirmó.

Convocado por la Confederación Económica de Misiones (CEM), disertó este lunes en Posadas el periodista Diego Cabot, quien abordó el tema “La Argentina de los subsidios cruzados” y efectuó un análisis de la manera en que el Gobierno Nacional buscará reducir su déficit fiscal.

“Los subsidios vinieron para quedarse”, afirmó con relación a los aportes que efectúa la Administración Central en las áreas de energía y de transporte.

Cabot es redactor en la sección Economía y desde hace unos años se especializó en el tema de subsidios. De acuerdo a los números que maneja, el gasto público en la Argentina se ubicó el año pasado en el 40,4% del PBI. Dentro de ese contexto, los recursos de gastos sociales (planes, asignaciones) representan hoy uno de cada dos pesos que eroga la Administración Pública Nacional y están muy lejos de ser alcanzados por el ajuste.

Donde si puso la mira el gobierno de Mauricio Macri -afirmó- fue en los subsidios económicos (tarifas), que representan el 4,5% del PBI. “Si acá se bajan dos o tres puntos, se baja del déficit”, señaló, para luego recordar que esa reducción del déficit es una de las condiciones que impone el crédito stand by otorgado por el FMI.

En cuanto al transporte, si bien los subsidios cayeron un 2,5% en términos nominales, el análisis es diferente para cada medio, ya sea trenes, subterráneos o colectivos.

Para el caso de los colectivos Cabot puntualizó que se calcula un costo de 70 pesos por kilómetro recorrido y una recaudación estimada de 35 a 40 pesos para Buenos Aires, y de 24, 20, 18 pesos para el interior del país, según cada distrito. “La diferencia entre ese costo y la recaudación es el subsidio que reciben las empresas”, sostuvo. Para este periodista se debería invertir la manera en que se canaliza la ayuda. “En otras partes del mundo el precio de boleto es parejo para todos y lo que hace el Estado es subsidiar al usuario, depositarle cuando efectúa la carga de su tarjeta y ésto se puede hacer acá porque toda la información está en la SUBE”.

Al referirse a las tarifas de energía eléctrica, Cabot expuso una serie de gráficos por medios de los cuales – aseguró- quedaba demostrado que los costos de generación de energía, impuestos nacionales y montos de subsidios son parejos en todos los distritos. “Es posible que nunca se iguales las tarifas porque no es lo mismo la distribución de energía en Buenos Aires, donde en un kilómetro de tendido de líneas hay cientos de clientes, que las provincias donde seguro son mucho menos los usuarios en esa misma extensión”.

El periodista recordó que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, es considerado uno de los más eficaces entre los miembros del Gabinete, ya que llegó a reducir en un 73% los subsidios a las tarifas. Según Cabot, este porcentaje se mantendría más o menos en ese nivel, ya que el Gobierno sostendrá la tarifa social para los segmentos de población considerados vulnerables.

Sobre el cierre de la charla, que se desarrolló en salón auditorio de la CEM, Cabot sintetizó que, si bien el Estado retrajo su aporte en las tarifas y los precios de las mismas fueron en aumento, los subsidios “vinieron para quedarse y se mantendrán por un buen tiempo todavía”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE