Alguien se olvidó del Instituto Forestal Provincial

El ingeniero forestal, productor e investigador de la UNaM, Rubén Costas (*), analiza el impacto de las facilidades otorgadas por el Estado y la economía argentina para las exportaciones forestales en Misiones. “Alguien optimista podría pensar que ante tan favorable situación, los productores de trozas triturables recibieron aumentos proporcionales por la materia prima que proveen, pero la realidad es que esto no ocurrió. El conjunto de medidas para el sector forestal no produjeron “derrames” en los productores de materia prima”, advierte el profesional.

 

La eliminación de retenciones del Estado Nacional y de impuestos provinciales a las exportaciones de la industria forestal, que en principio deberían tener impacto positivo sobre la actividad del conjunto del sector, no produjeron “derrames” en los productores de materia prima, que por la naturaleza de la producción forestal siguen obligados a vender este tipo de madera al precio que establece prácticamente un solo comprador.

 

Calculo que entre los ejecutivos y accionistas de la mayor empresa productora y exportadora de pasta celulósica de Misiones estarán celebrando las utilidades que tendrán en 2018, derivadas de una cadena de facilidades otorgadas por el Estado y la economía argentina:

  1. eliminación de retenciones nacionales a las exportaciones de pasta celulósica en 2016.
  2. eliminación de impuestos provinciales a las exportaciones de pasta celulósica en 2018.
  3. la devaluación de 25% del peso en mayo pasado, que puede seguir adelante en el transcurso del año.
  4. la aprobación reciente a la utilización de bitrenes para transporte de productos forestales.

En el estado actual de la economía argentina, difícilmente se podrá encontrar alguna otra actividad productiva tan exitosa.

Alguien optimista podría pensar que ante tan favorable situación, los productores de trozas triturables de Misiones recibieron aumentos proporcionales por la materia prima que proveen. ¡Pero esto no ocurrió!

En la última publicación del boletín de referencia de precios del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM), correspondiente al cierre de abril de 2018, se indica que el precio promedio de trozas pulpables puestos en la planta de Arauco Argentina en Puerto Esperanza rondaba los 400 pesos la tonelada, que convertidos a valor de dólar actual redondeado en 25 pesos resulta 16 u$s/ton. Con lo cual la compañía compraría a unos 88 dólares la materia prima que necesita para producir una tonelada de pasta que tiene un precio internacional cercano a los 800 dólares.

En una nota interesante publicada en www.argentinaforestal.com en agosto de 2017, el Licenciado Gustavo Braier -especialista en Economía Forestal- planteaba que ante la eventual intervención del Estado en este mercado casi monopólico, los compradores de madera triturable, conscientes de esa posibilidad, paguen un poco mejor por el precio de la madera y se beneficien el conjunto del sector productivo y la sociedad. Pero por las dudas aclaró que su ocurrencia era un poco ilusoria.

La eliminación de retenciones del Estado Nacional y de impuestos provinciales a las exportaciones de esta industria, que en principio deberían tener impacto positivo sobre la actividad del conjunto del sector forestal, no produjeron “derrames” en los productores de materia prima, que por la naturaleza de la producción forestal siguen obligados a vender este tipo de madera al precio que establece prácticamente un solo comprador.

 

El rol del INFOPRO

La legislatura de Misiones tomó nota de recurrentes planteos sobre este tema, y sancionó en 2016 la ley XVI – Nº 120, a través de la cual se creó el Instituto Forestal Provincial (INFOPRO), que entre otras funciones tendría a cargo “denunciar posiciones dominantes de mercado, como monopolios y oligopolios que actúen en detrimento de productores y elaboradores” y “acordar entre los distintos sectores de la cadena foresto-industrial el precio de los productos forestales”.

Alguien se olvidó de reglamentar la ley y ponerla en vigencia. Nuestra provincia hace un esfuerzo fiscal, deja de cobrar impuestos a las exportaciones de una actividad rentable, y a unos 8 kilómetros en línea recta de la planta celulósica citada todavía no logró poner en funcionamiento el Hospital de Nivel 1 de Wanda, cuya construcción fue anunciada en mayo de 2010.

Una muestra local de algunas derivaciones sociales de la inequidad. Un Estado moderno y eficiente no deja que las posiciones dominantes afecten al conjunto de la sociedad.

En oportunidad de tratarse en el Congreso Nacional la recientemente sancionada Ley de Defensa de la Competencia, el presidente Provisional del Senado afirmaba que “el capitalismo sin reglas es depredación”. En Misiones a los únicos depredadores que debemos cuidar es al yaguareté y demás animales carnívoros del monte, ¡los demás que se cuiden solos!

 

 

 

(*) Ing. Forestal Rubén A. Costas

Docente e Investigador Facultad de Ciencias Forestales – U.Na.M.

Pequeño Productor Forestal

 

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE