La casa del horror en Brasil: investigan a un argentino que violaba a sus hijos para crear una “raza pura”

La casa del horror en Brasil: investigan a un argentino que violaba a sus hijos para crear una “raza pura”

El principal acusado se instaló en Bahía y promovía las relaciones sexuales entre familiares buscando la “pureza genética”. Su nieto, de cuatro años, también fue víctima de los abusos.

La investigación se inició a mediados de mayo, cuando una mujer argentina abandonó a su hijo de cuatro años en una parada de colectivos al sudeste de Brasil. Con el paso de las horas, sin embargo, dejó de ser sospechosa para convertirse en una de las víctimas de una historia llena de abusos y espanto.

Según su relato, su intención no había sido abandonar a su hijo porque no quisiera estar más con él, sino salvarlo. Todo empezó hace unos años cuando su papá, Miguel Angel Vila”salió ilegalmente de Argentina y formó una especie de hacienda en Itacaré, en Bahía, con la intención de crear una sociedad paralela para reproducir sólo entre los familiares una ‘raza pura, explicó a medios brasileños el delegado de la Unidad Especializada de Protección al Niño y al Adolescente, Lorenzo Pazolini.

El costo de esa pureza fue lo que empujó a la mujer a escapar, después de enterarse que su hijo, al igual que ella, había sido violado por Vila. “Lo que quedó evidenciado fue la fuga desesperada de una madre que quería proteger al hijo”, sostuvo el funcionario judicial y afirmó: “Los indicios son vehementes en ese sentido. El niño estaba sufriendo abuso sexual por parte de familiares”.

La mujer había conocido al padre del nene durante el Mundial de Fútbol de Brasil 2014. Era un canadiense que, cuando su padre supo que la había dejado embarazada, lo echó de la casa. “Él predicaba que las relaciones sexuales tenían que ser entre los miembros de la misma familia, que no podrían tener relaciones con otras personas. Todo esto, buscando, en sus palabras, una pureza genética. Es decir, quería evitar enfermedades y maleficios que ocurrían en otras familias”, publicó el diario La Voz de acuerdo a los dichos de Pazolini.

Después de la denuncia, la joven y su hijo volvieron a Argentina, mientras que su padre y su hermano quedaron presos en Brasil. La madrastra, que tiene una hija de 4 años también era abusada por su marido, está prófuga por el delito “de omisión”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE