Estados Unidos: hallaron un campamento abandonado y creen que servía para el tráfico de niños

Estados Unidos: hallaron un campamento abandonado y creen que servía para el tráfico de niños

Fue hallado en Tucson, Arizona, por un grupo de veteranos de guerra. La Policía asegura que allí solo vivían personas sin hogar.

Ninguno de los miembros de Veterans On Patrol (VOP) pensó que en uno de sus recorridos descubriría algo tan siniestro. Su labor suele ser mucho más mundana: ayudar a los veteranos de guerra que están en situación de calle a encontrar un hogar.

Sin embargo, lo que este grupo halló en Tucson, Arizona, les erizó la piel. Y los colocó en contradicción con la policía local.

Para VOP se trata nada menos que de un campo de tráfico de niños donde se cometían todo tipo de abusos contra los menores. Pero para las autoridades era solo un lugar de descanso para personas sin techo. Lo hallado allí resulta macabro a los ojos de cualquiera. Y una de las palabras talladas en uno de los árboles, mucho más. Tanto que cruzó el Océano Atlántico para llegar al Reino Unido.

En el interior del refugio puede verse todo tipo de artículos relacionados con niños: desde juguetes, muñecas Barbie y butacas para menores, hasta ropa de talla mínima desgarrada. Jon McLane, capellán de Bravo Base -un campo de personas en situación de calle- contó detalles espeluznantes y dijo que incluso había árboles de violación en el lugar.

Pero también, reveló algo que sacudió las entrañas de la familia de Madeleine McCann. Es que McLane contó que en uno de los árboles que componían ese aterrador sitio se había tallado a mano -con pulso de niño- el nombre Maddie.

Pero la Policía de Tucson insiste. No hay evidencias ciertas de que allí hubiera habido niños violados o de que se hubiera tratado de una red de tráfico de menores. Pero McLane insiste en que no se trataba simplemente de un refugio de gente de la calle.

“He sido un defensor de las personas sin hogar durante una década y he visto cientos de campamentos y nunca he visto un campamento como este.  Tenían una cárcel improvisada, y debido a los artículos que estaban allí, ciertamente parecía una cárcel improvisada para niños”, describió el hombre al diario inglés The Sun.

E insistió: “Por todo lo que vi, no podría imaginar que este sitio fuera otra cosa que lo que pensamos que es, que es un campamento de tráfico sexual infantil”.

Ahora, serán los investigadores quienes determinen si efectivamente allí se desarrolló algún tipo de actividad de tráfico de personas y, sobre todo, menores. Hasta el momento, aseguran, no hay indicios certeros. Más allá de las palabras de Veterans On Patrol… lo cual no es poco.

Fuente: Infobae



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE