Sube a 38 el número de muertos por la erupción del Volcán de Fuego, la peor registrada en 44 años en Guatemala

Hay 2 millones de personas afectadas. El volcán, con una altitud de 3.763 metros y situado a 35 km al suroeste de la capital, Ciudad de Guatemala, entró en erupción el domingo y dejó decenas de muertos.

Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), hasta el momento se reportan unos 3.200 evacuados y 1.100 albergados principalmente en los departamentos de Escuintla (sur) y Sacatepéquez (oeste), que junto al de Chimaltenango (oeste) son los tres más afectados por la erupción del coloso el domingo.

“Si esta vez nos salvamos, en otra (erupción) no”, dijo a la AFP Efraín González, de 52 años, sentado en el suelo de un albergue en la ciudad de Escuintla, adonde llegó con su esposa y su pequeña hija de un año tras huir de los estragos que causó el volcán en su casa en la comunidad El Rodeo, la más golpeada por la erupción.

Aún siguen desaparecidos su hijo de 10 años y su pequeña de 4, quienes quedaron atrapados en su vivienda, inundada por el lodo caliente que descendió del volcán, de 3.763 metros de altura y que emitió columnas de ceniza de unos 6.000 metros de altura.

“Nunca había pasado algo como esto”, comenta a su vez Aura Concobar (38), quien también llegó al albergue desde El Rodeo, junto a diez miembros de su familia.

En imágenes difundidas en la televisión y en redes sociales, se ven levantarse enormes columnas de ceniza y en el suelo algunos cadáveres semicubiertos del material expulsado por el volcán, y viviendas y vehículos destruidos.

El secretario de la Conred, Sergio Cabañas, indicó que los fallecidos quedaron atrapados en el material caliente que descendió del volcán, situado a 35 km al suroeste de la capital.

“Es un río de lava que se salió de su cauce y afectó la aldea El Rodeo, hay personas heridas, quemadas y fallecidas, se está haciendo la evacuación y rescate de las personas”, explicó Cabañas.

David de León, vocero del organismo, indicó de su lado que las tareas de búsqueda de fallecidos o desaparecidos se suspendieron durante la noche por la falta de luz y los peligros en la zona, reanudándose en la madrugada del lunes.

La erupción concluyó después de 16 horas y media de actividad, pero “existe la probabilidad de una reactivación”, indicó el Instituto de Vulcanología, recomendando mantener las medidas de precaución en las zonas afectadas.

“Esta es la erupción más grande desde 1974, hemos tenido erupciones constantes pero no de esta dimensión, en esta han descendido hasta ocho kilómetros de lava de gran magnitud”, dijo Gustavo Chigna, experto del Instituto Nacional de Sismología y Vulcanología, a medios locales.

“La erupción continúa, se mantiene y la actividad se puede mantener por algunas horas más y entrando la noche será sumamente peligroso porque no hay forma de evacuar o mirar los caminos”, alertó.

Enormes columnas de humo, sumado a las explosiones y la lluvia de cenizas que lanzó el volcán en cuatro departamentos de Guatemala, mantenían en alerta a la población.

La erupción del volcán generó columnas de rocas y gas cuyo flujo es más rápido que el de la lava, según el geólogo David Rothery, de la Open University de Inglaterra, que cree que debería haberse definido una zona de evacuación.

Un país caribeño

Guatemala, un país de América Central al sur de México, tiene volcanes, bosques tropicales y antiguos sitios mayas. La capital, Ciudad de Guatemala, cuenta con el imponente Palacio Nacional de la Cultura y el Museo Nacional de Arqueología y Etnología. Antigua Guatemala, al oeste de la capital, contiene edificios coloniales españoles preservados. El lago de Atitlán, formado en un enorme cráter volcánico, está rodeado de campos de café y aldeas.

 

Fuente: El Comercio, REUTERS y AFP

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE