Malena Galmarini en Misiones: “El Gobierno de Macri ha perdido la conexión con el pueblo”

Malena Galmarini en Misiones: “El Gobierno de Macri ha perdido la conexión con el pueblo”

La dirigente del Frente Renovador de Massa vino a Misiones para apoyar el proyecto de paridad de género y visitó los estudios de Misiones On line. Al referirse a la paridad de género, Malena Galmarini aseguró que se logró mucho en la Argentina pero entiende que aún falta avanzar. Sostuvo que aún hay una cultura patriarcal que hay que cambiar, que también hay una brecha salarial entre hombres y mujeres, espacios de poder que son mayormente ocupados por hombres y que además se exige más capacidad a las mujeres y a los hombres no se les pide lo mismo.

Consultada sobre el gobierno de Macri, consideró que “es preocupante” lo que ocurre y afirmó que están pasando cosas “difíciles”. Afirmó que el gobierno de Macri “y la gente que tiene alrededor” perdió la conexión con  la gente. Sostuvó además que hay un “choque” entre el relato y las promesas del gobierno y la realidad. Malena siente a la gente “desamparada sin nadie que los cuide”.

¿Qué significado le da a este avance de la Ley de paridad en la provincia de Misiones?

Sumamente importante porque si bien el año pasado se aprobó la Ley de paridad nacional, todavía hay muchas provincias que no se adhirieron a la Ley. Cada vez que hay una provincia que va a aprobar su propia ley, nosotros vamos acompañar.

¿Hay otros países que tienen esta Ley?

Sí, el país hermano de Bolivia tiene paridad ya hace un tiempo. la verdad que Argentina fue durante muchos años pionera en materia de género. Fue el primer país del mundo en que las mujeres podían votar y ser candidatas. Siempre sucedía que las mujeres podían votar, pero no podían ser candidatas. En San Juan 20 años antes ya las mujeres podían votar. Pero, durante una década las mujeres nos dormimos con la idea que teniendo una Presidente mujer, ya habíamos llegado, pero es parte de una trampa que hace el sistema de poder, es parte de la violencia simbólica que  dice: bueno ya tuvieron una presidente. Nosotras queremos tener todos los espacios para que esta paridad que hoy se dará en Misiones, se dé en la vida cotidiana.

¿Qué más falta?

Mucho, a veces nos quedamos con que una provincia, como la de Buenos Aires, tiene una gobernadora. Dicen bueno ya tienen una gobernadora y siempre recuerdo que la en la Argentina hay cuatro gobernadoras. No alcanza con tener una o dos presidentes mujeres, en Argentina de 54, solo dos fueron mujeres. Vamos cargando con toda la misoginia que estas cosas generan, entonces muchas veces que llegue una hace que invisibilicen los problemas de las mujeres. Las mujeres seguimos  siendo violentadas de muchas maneras, desde las instituciones, violencia obstétrica, femicidios los varones siguen diciendo que nos ayudan cuando la vida doméstica también debe ser compartida 50 y 50…. Esto hace que seamos las responsables cuando algo sucedes. Cuando hablamos de la brecha salarial, también es diferencial. Pese que avanzamos mucho, todavía hay mucho por trabajar para alcanzar esa equidad que estamos  hablando. Empezamos por el estado porque es quien regula los vínculos sociales, y es el Estado quien tiene que bregar por esta equidad.

¿Se superaron los comentarios que si la mujer llegaba por estar obligada a integrar una lista o por su capacidad?

No, no se superó, todo lo contrario, nos siguen pidiendo a las mujeres más capacidad cuando a los varones no se les exige. En el Congreso Nacional en ambas cámaras todas las mujeres son universitarias, no así los varones. Sin embargo nos siguen exigiendo a nosotras capacidad.

¿A qué se debe toda esta revolución, la tecnología ayudó a darle visibilidad, qué fue lo que instaló el tema con tanta fuerza?

Es multifactorial. Esta nueva ola feminista es en el mundo, por supuesto que la globalización también colaboró con la ley de cupos. Esto que estamos todas conectadas al mismo tiempo nos da fortaleza y solidaridad a las mujeres que pensamos lo mismo. El patriarcado es la naturalización de la opresión de las mujeres por los varones y que esto no es que algunos son responsables y otros no, sino que todos. Es un sistema de poder que vivimos desde hace siglos y por eso llegamos a los de hoy: las mujeres somos las más pobres, con menor capacidad de empleo, brecha salarial, las redes de cuidados recaen sobre las mujeres, entonces todavía nos falta mucho, pero creo que la revolución de la información ayuda y hace que podamos organizarnos mejor y eso también le da mayor fuerza y volumen no solo a las protestas y reclamos sino a la organización de las mujeres.

¿Cómo ve como dirigente lo que ocurre a nivel mundial, (destitución de Rajoy, hace poco ocurrió lo mismo en Brasil) y en Argentina?

Me preocupa mucho estas situaciones, además la historia de la Argentina hace que nos preocupemos cada vez que un presidente es destituido o debe renunciar por una situación. Después desde la política creo que también es producto de la velocidad de la información también hace que seamos todos juzgados y evaluados por la ciudadanía, eso nos pone a la dirigencia en general (sindical, empresarial, política) en la posición de caminar con mucho más cuidado. La gente al tener más información hace que la vorágine nos ponga a todos más susceptible y genera ruido en la democracia.

¿Por todo esto, la política no quedó más vulnerable también?

Por su puesto, toda la política, la dirigencia judicial, todos estamos mucho más expuestos. Creo que el control social es bueno en algunas cosas y mala en otras, sobretodo porque la información viene masticada y todos sabemos que el poder no radica solamente en los dirigentes sino en el resto de la dirigencia y creo que más que nunca la política debe volver a la cercanía con el ciudadano, caminar la calle, entender qué está pasando, entender qué le pasa a la gente. La dirigencia política tiene que ser prudente, responsable, formada, entender y ser sensible, que es lo que no estaba sucediendo.

¿Cómo está evaluando el Gobierno de Macri?  

Además de ser dirigente soy una ciudadana más que vive en la ciudad de Buenos Aires y que tiene muchísimos problemas y creo que está en muy malas condiciones. Están pasando cosas muy difíciles y los Argentinos la están pasando muy mal y el Gobierno de Macri y los que tiene alrededor han perdido la conexión con el pueblo. Creo que cuando esas cosas pasan empiezan a estallar las crisis y que aunque no estamos cerca del 2001, pero las crisis no son solamente eso. La gente está teniendo hambre, veo gente triste. Hay un choque entre el relato del Gobierno y la realidad y entre las promesas de cambio inmediatos que no son posible, hicieron que la gente perdiera la alegría. Además la siento desamparada, esa sensación que no hay a nadie cuidándome, mirándome, viendo que no llego a fin de mes, que no puedo dar de comer a mis hijos, que me roban en la parada de colectivo lo poco que gané. La incertidumbre genera angustia y llegan los problemas familiares.

¿Cómo visualiza el panorama de aquí al 2019?  

Deseo que el Gobierno pueda enderezar el barco que pueda tomar fuerte el volante y entender que estamos todos arriba de este auto y que tiene la obligación de llevarnos a destino de la mejor manera posible. Pero creo que es difícil si se te pinchan las cuatro ruedas, si se te empieza a caer la puerta, el Gobierno tiene que hacer algo, tiene que escuchar. Me parece que es un gobierno que en muy poquito tiempo perdió todo el capital político. Era un gobierno que llegó diciendo que iba a dialogar y después no dialogó. El diálogo es sentarme en una mesa, escuchar las propuestas de otros y ceder en algo. Sin embargo terminó haciendo lo que tanto criticó, denigrar, denostar a otros.

Ha cuestionado mucho al espacio que Ud. pertenece por el tema tarifario

Sí, en realidad a Sergio Massa lo han cuestionado todo el tiempo, pero no lo hacían cuando ayudaba a que salgan algunas leyes, cuando puso su equipo, que lejos es uno de los mejores. El Presidente habla de diálogo, pero ese diálogo es yo hablo vos escuchas, y yo hago lo que quiero, eso no es diálogo es imposición de ideas, y nosotros no estamos de acuerdo con algunas ideas del gobierno. Nosotros somos responsables con el pueblo que es lo que creemos que hay que cuidar, con los trabajadores, los jubilados, amas de casa, clase media, estudiantes, a los pobres. Qué pasa, llegamos con la premisa de pobreza cero y no solo están cristalizando la pobreza sino que además la están profundizando.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE