Tucumán de fiesta: San Martín vapuleó a Sarmiento y ascendió a la Superliga

Tucumán de fiesta: San Martín vapuleó a Sarmiento y ascendió a la Superliga

Los de Junín habían ganado la ida por 1-0, pero los tucumanos lo vapulearon en la vuelta, se impusieron 5 a 1 y ganaron el reducido. El ex arquero de Crucero, “Nacho” Arce, se lució con su tapadas para el Santo.

Uno estaba obligado a ganar para revertir el resultado adverso de la ida, mientra que el otro buscaba defender esa mínima ventaja. Esos fueron los objetivos de San Martín de Tucumán y Sarmiento de Junín, protagonistas de la final del torneo Reducido de la Primera B Nacional que definió el segundo ascenso a la Superliga. En este contexto, los tucumanos pudieron más: en tan sólo tres minutos dieron vuelta la serie del reducido, la estiraron en el segundo tiempo, vapulearon por 5 a 1 y jugarán en Primera División.

En el estadio La Ciudadela el local registraba una racha invicta de diez encuentros (cinco triunfos y cinco empates), lo que hacía difícil el panorama para los de Junín. Ahora el ganador acompañará en la élite del fútbol argentino a Aldosivi de Mar del Plata, que obtuvo el primer ascenso como el campeón de la categoría tras derrotar en un reñido desempate a Almagro, con el que había compartido el primer puesto en la tabla general tras disputarse las 25 fechas.

Al minuto Lucas Acevedo quedó sin marca al borde del área chica para empujar la pelota en un centro, gol que emparejaba la serie desde muy temprano. Y fue un golpe duro para los visitantes. Shockeados, los de Junín no encontraron respuestas y volvieron a marcar mal para que Gonzalo Rodriguez corra por la derecha, enfrente al arquero y defina sin oposición.

A los dirigidos por Iván Delfino, que no podía creer lo que veía, se les había escurrido una buena chance de mandar en el desarrollo. En tanto, los de Rubén Forestello ya tenían el objetivo, lo que les permitió manejar la ventaja. A pesar de ellos, Sarmiento no bajó los brazos en la primera mitad y hasta contó con un disparo en el palo para igualar la serie, pero se le negó.

Y en el complemento otro gol tempranero puso fin a las esperanzas visitantes. Bieler empujó al gol a los tres minutos un gran contragolpe comandado Matías García. Después, otra vez Acevedo puso el 4-0 parcial y Bieler el quinto para los tucumanos.

Para colmo, cada vez que Sarmiento llegó con chances al arco contrario, el ex Crucero Ignacio Arce se lució convirtiéndose en una muralla (casi) inexpugnable para los tucumanos. Casi ya que Nahuel Estévez decoró el resultado sobre el final y rompió el cero en la cuenta de los de Junín.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE