“¿Sirve para tomar droga?” Los prejuicios que enfrentaron los argentinos que buscan que el mate sea emoji

“¿Sirve para tomar droga?” Los prejuicios que enfrentaron los argentinos que buscan que el mate sea emoji

Enfrentaron a 30 jueces, que al principio desconfiaron de la propuesta. Al final, todos terminaron tomando la infusión.

“¿Sirve para tomar droga?”, “¿Es sano?”

Así arrancaron las preguntas de los jueces del consorcio que elije los emojis que se usan en los teléfonos de todo el mundo. Las que contestaban sorprendidas eran Florencia Coelho y Daniela Guini, representantes de un equipo que busca imponer el mate como ícono digital.

Las argentinas fueron recibidas en la sede de Unicode, en San Francisco, para presentar al ícono del mate y lograr incluirlo en el catálogo internacional.

Enfrentaron a más de 30 jueces de grandes empresas vinculadas a la tecnología, como Google y Facebook, pero su misión se convirtió en un calvario cuando descubrieron que sólo 5 de esas personalidades tenían una somera idea de qué se trataba el mate.

“Arrancamos complicadas, pero después la remontamos. Les convidamos mate a todos”, cuenta Guini, diseñadora gráfica, productora agropecuaria y especialista en marketing.

Junto con Coelho, gerente de Investigación y Training en la Gerencia de Desarrollo Multimedia de LN Data, llegaron con una carpeta en la que constaban los fundamentos y argumentaciones para iniciar el trámite de aceptación del ícono en el listado.

“Llevamos equipos de mate, pava eléctrica, termo y yerba. Hicimos la presentación en inglés. Yo tenía puesta la remera con la consigna Un #emoji para el #mate y el termo bajo el brazo, a lo uruguayo. Hasta les convidamos alfajores”, comenta Daniela, y cuenta que el momento más tenso fue cuando una jueza le preguntó si en Bolivia se tomaba mate de coca. “Se mastica, nada más”, fue su tajante respuesta.

Después, les mostraron fotos de personajes famosos tomando mate: desde el Che Guevara y Messi hasta el Papa Francisco. “Se calmaron con las fotos. Se convencieron que se trata de algo bueno, positivo”, dice Guini.

El equipo que espera la aprobación del emoji para 2019 se completa con Martín Zalucki, diseñador de @unoar y director de arte; Emiliano Panelli Terranova, especialista en marketing y diseñador; y Santiago Nasra, periodista y realizador de contenidos para internet.

“Nos conocimos en la Media Party 2017 (un evento que reunió a más de 2.500 emprendedores, programadores y diseñadores) y decidimos encarar la campaña #emojidelmate, porque ya teníamos desarrollados otros símbolos argentinos, como el choripán, el alfajor y el dulce de leche”, señala Zalucki.

El contacto en Emojination, una organización dentro de Unicode, fue el puntapié inicial para llegar a San Francisco con el mate bajo el brazo.

Frente a representantes de Facebook, Google, Apple, Microsoft, Oracle y Spotify, entre otros, el equipo argentino se midió con otros 64 íconos que esperan la aprobación. En la categoría del mate compiten un tetra pack de jugo y un cubo de hielo.

Unicode regula el tráfico de caracteres y estandariza estos íconos, estableciendo normas y códigos. Los argentinos les mostraron los resultados de una investigación que realizaron a nivel regional, cuyos datos revelan los usos y costumbres del mate. Los colores, los tipos de bombillas, la graduación de la yerba y los materiales fueron evaluados para establecer el ícono final.

“Realizamos un promedio de toda la región en cuanto a estas características, después de viajes y búsqueda de datos”, comentan los argentinos. Finalmente, el ícono presentado en San Francisco resume un mate típico de calabaza, con borde metalizado, una bombilla estándar, y el nivel de yerba y agua normales.

El año que viene será clave. Los directivos se reúnen cada 3 o 6 meses para evaluar a los preseleccionados. Y deciden cuáles pasarán al podio del catálogo mundial. “No hay ningún rédito económico, el único rédito es atravesar esta experiencia”, concluye Zalucki.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE