Caso Schaerer: Lohrman y Maidana se declaran culpables en Portugal, buscan una condena para no ser extraditados a la Argentina

Caso Schaerer: Lohrman y Maidana se declaran culpables en Portugal, buscan una condena para no ser extraditados a la Argentina

El correntino Horacio “Potrillo” Maidana, considerado miembro de la banda que secuestró en 2003 al estudiante universitario Christian Schaerer en 2003, se declaró culpable del delito de robo a un banco en Portugal, para de esta forma evitar ser extraditado a la Argentina.
Declaró ante la Justicia del país europeo teme que de regresar al país atenten contra su vida. Además de él es juzgado Rodolfo “El Ruso” Lohrman, quien si bien no declaró, a través de su abogado tomó medidas similares a las de Maidana. Ambos están detenidos en la cárcel de alta seguridad de Monsanto en Lisboa.
Potrillo, o el “Indio”, era uno de los hombres más buscados por las autoridades argentinas. Confesó en el Tribunal portugués de Loures uno de los cuatro asaltos a bancos por los que comenzó a ser juzgado.
Negó la existencia de una asociación criminal, de un grupo organizado y jerarquizado para realizar asaltos a bancos. Afirmó que eran hechos sin ningún tipo de planificación.
Lohrman también se negó a la solicitud de extradición de Argentina, explicando que una vez que si esto sucede, no va a tener una “larga vida” en su país, ya que teme ser asesinado. Por eso, asumió que, cuanto más elevada sea la pena que le den “mejor”.
Así, asumió la participación en uno de los cuatro asaltos, pero rechazó hablar de detalles, ni siquiera tras la insistencia de los jueces.Se abstuvo de revelar en cuál de los atracos participó y quién de los otros cuatro acusados ​​también estuvo involucrado en la preparación y ejecución del asalto, justificando no querer “traicionar a nadie”.
Según las leyes y acuerdos internacionales, la extradición a Argentina sólo sucedería después de cumplir parte de la pena a la que sea condenado.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE