Trump cumple su amenaza de campaña y retira a EEUU del acuerdo nuclear con Irán

Trump cumple su amenaza de campaña y retira a EEUU del acuerdo nuclear con Irán

El presidente Donald Trump cumplirá con la amenaza que hizo durante su campaña y retirará a Estados Unidos del histórico acuerdo nuclear con Irán. Se lo adelantó el vicepresidente, Mike Pence, a los líderes del Congreso.
Desde hace mucho, Trump había criticado el acuerdo forjado en el 2015, en el que Teherán se compromete a limitar drásticamente partes esenciales de su programa atómico con el fin de no poder fabricar armas atómicas. Como contrapartida, se levantaron sanciones contra Irán y se prometió una normalización de las relaciones económicas con Occidente. De momento, el pacto está vigente hasta 2025, aunque algunos apartados, como los estrictos controles por parte de observadores internacionales, son válidos hasta 2040.

El Gobierno estadounidense y sus socios europeos tienen una visión totalmente distinta sobre el acuerdo. Mientras que Alemania, Francia y Reino Unido consideran imprescindible mantenerlo, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, así como el Consejero de Seguridad Nacional,John Bolton, lo consideran un mal acuerdo porque, según ellos, los mecanismos de control son muy laxos, el plazo muy corto y muchos de los problemas causados por Irán ni siquiera se abordan. Con ello se refieren al programa de misiles iraní, así como las ambiciones de Irán y sus aliados chiitas en Oriente Próximo.

Los aliados de Estados Unidos en la región, sobre todo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también ven problemas similares. Netanyahu acusa a Irán de haber seguido construyendo armas nucleares, aunque el OIEA no ve ningún indicio para ello.

Muchos están inquietos por la repercusión económica que tendrá la decisión de Trump. En Teherán, el presidente Hassan Rouhani trató de calmar los ánimos, sonriendo al asistir a una feria petrolera. No mencionó explícitamente a Trump, pero enfatizó que Irán seguirá buscando “buenas relaciones con todo el mundo”.

“Es posible que tengamos algunas dificultades por dos o tres meses, pero superaremos esto”, dijo Rouhani.

La Unión Europea (UE) quiere mantener el acuerdo nuclear con Irán a pesar de la salida de Estados Unidos, había anticipado en Bruselas una portavoz de la alta representante para la Política Exterior del bloque, Federica Mogherini.

“Creemos que el acuerdo funciona y nuestro compromiso de continuar aplicándolo se mantiene”, dijo y añadió que el pacto había proporcionado a los expertos de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) unas posibilidades de control sin precedentes sobre el programa nuclear iraní.

En los mercados reinaba el nerviosismo debido a que la rescisión del acuerdo probablemente tendrá consecuencias de amplio alcance para el mercado petrolero. Esto se debe, por un lado, a un límite impulsado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en vigor desde principios de 2017. Por el otro, el hundimiento de la explotación en Venezuela, país rico en petróleo que atraviesa una profunda crisis.

A ello se suma una economía mundial que crece sólidamente y que demanda cada vez más petróleo. Si Estados Unidos abandona el pacto con Irán, seguramente tendría como consecuencia sanciones económicas. La ya escasa oferta de crudo amenazó con seguir cayendo, lo que podría traer consigo una subida de su precio.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE