Con un gol de Lionel Messi y un jugador menos, el Barcelona empató 2-2 con Real Madrid en el Camp Nou

Con un gol de Lionel Messi y un jugador menos, el Barcelona empató 2-2 con Real Madrid en el Camp Nou

El crack rosarino puso el 2-1, aunque Gareth Bale sentenciaría la igualdad final. Sergio Roberto fue expulsado sobre el final de la primera parte.

Barcelona y Real Madrid empataron 2-2 en un clásico caliente, por la fecha 36 de la Liga de España. Lionel Messi anotó el segundo tanto para su equipo, pero Gareth Bale a los 28 del segundo tiempo marcó el gol del empate final. Con este resultado el conjunto catalán mantuvo el invicto del torneo y suma 87 puntos. Los restantes goles los habían marcado Luis Suárez a los diez del primer tiempo y cuatro minutos más tarde fue Cristiano Ronaldo quien gritó.

Fue un partido caliente, muy hablado y de un constante ida y vuelta. Tanto, que el final del primer tiempo encontró a los jugadores de ambos equipos enfrentados: primero se pelearon Sergio Ramos y Luis Suárez: ambos fueron amonestados. Luego fue Messi quien entró en la locura, llegó tarde y tras una falta a Ramon también vio la amarilla. Y todo se descontroló en el tiempo adicionado, cuando Sergi Roberto le pegó a Macerlo sin pelota y fue expulsado.

Pese al hombre de menos, el Barcelona se iba a poner nuevamente en ventaja. A los 7 del complemento, Suárez ganó por la izquierda cometiendo falta sobre Varane, el árbitro no lo vio y todo terminó en gol de Messi. El crack argentino enganchó dos veces dentro del área y sacó un impecable remate pegado al palo izquierdo.

Con el 2-1 llegó el tiempo para la emoción y la despedida. El técnico Valverde sacó a Andrés Iniesta, quien se llevó una ovación en su último clásico en el Camp Nou. El mediocampista se irá a jugar a China después del Mundial.

Sin Cristiano Ronaldo, quien salió en el entretiempo por un golpe que recibió de Piqué cuando convertía su gol, el Real Madrid igual se animó y llegó al empate. Fue con un golazo de Gareth Bale, con un zurdazo que se metió en el ángulo izquierdo, lejos de Ter Stegen.

Pudo más el Madrid. De hecho, antes de los 30′, Marcelo fue derribado en el área por Jordi Alba, pero el árbitro Hernández Hernández no lo cobró, generando la protesta de los jugadores vestidos de blanco. Era falta.

Al final ninguno de los dos iba a poder desequilibrar el resultado. Fue empate 2-2 y todos contentos. Barcelona mantuvo su invicto y Real Madrid evitó irse con la cabeza gacha a tres semanas de jugar el partido que más le importa, la final de la Champions ante el Liverpool.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE