“La yerba mate es un cultivo donde todos se necesitan”, afirmó el presidente del INYM

“La yerba mate es un cultivo donde todos se necesitan”, afirmó el presidente del INYM

 

El titular del Instituto Nacional de la Yerba Mate, Alberto Re, señaló que el sector yerbatero debe aprovechar la Mesa de Competitividad para mostrarse unido en sus planteos. Dijo que el tema de la desregulación de precios forma parte de la agenda pero que no existen acciones concretas en ese sentido. Sostuvo que, mientras no se modifique su ley de creación, el organismo seguirá fijando precios de la materia prima. “Tenemos una ley que cumplir y lo haremos”, remarcó.


Alberto Re, titular del Instituto Nacional de la Yerba Mate

 

El presidente del Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Alberto Re, sostuvo este jueves que la Mesa de Competitividad instrumentada desde el Ministerio de Agroindustria debe ser aprovechada por el sector yerbatero para unificar sus reclamos y lograr las medidas que necesita para su fortalecimiento. “La consigna del Ministerio es que la cadena se ponga de acuerdo en qué cosas le puede pedir al Estado Nacional para mejorara la competitividad”, recordó, para luego añadir que en la primera reunión en Buenos Aires los eslabones de esa “cadena yerbatera” no dieron la impresión de estar suficientemente unidos. “Me parece que el sector está muy fragmentado y cada uno piensa desde su óptica.Deberían ponerse de acuerdo en las medidas a pedir a la Nación . La yerba mate es un cultivo donde todos se necesitan, donde nadie puede hacer las cosas por sí solo, de manera individual”, remarcó.

 

En diálogo con La Radio, de Oberá, el titular del organismo yerbatero también fue consultado acerca de una posible desregulación de los precios de la materia prima; tema que funcionarios de Agroindustria proponen discutir en la Mesa de Competitividad. “Hay una gran tensión con respecto al tema regulatorio. Como todos saben, hay una ley que creó al INYM y estableció una cantidad de regulaciones, no sólo en el precio, sino en otros temas como la organización del sector, los registros, las normas de calidad que tiene el INYM”, apuntó.

 

La idea de una economía yerbatera totalmente desregulada genera inquietud entre aquellos que en los ‘90 padecieron los efectos de la desaparición de la CRYM y que, posteriormente con sus tractores y manifestaciones, impulsaron la creación del INYM. Para Re, debatir la cuestión regulatoria no es otra cosa que poner en blanco sobre negro los intereses de los actores del negocio yerbatero, ya que algunos sostienen que debería haber más regulación (precio a salida de molino, cupos de cosecha, suspensión de plantaciones) y otros afirman que debería haber menos. “Hay intención de discutir en la Mesa de Competitividad; los que están a favor dirán por qué y los que están en contra dirán por qué. Que pongan la cara me parece positivo. Me parece que de eso se trata un sistema democrático”, señaló y subrayó que hasta el momento no existen acciones concretas para quitar al INYM su facultad de fijar precios de la hoja verde y de la yerba canchada. “Acá hay una ley que cumplir. Soy el Presidente de un Directorio donde tenemos la obligación de hacer cumplir la ley y lo haremos”, manifestó.

 

En otro tramo de la entrevista afirmó que el Registro de Productores y Yerbales, cuya actualización “ya lleva más de un año y medio”, incluirá a todos los operadores. En ese sentido, aclaró que no se puede hablar de “terminar” ese registro, ya que se trata de un listado “vivo, dinámico”. Ante el interrogante acerca de por qué se dilata su confección, el titular del INYM explicó que “hay mucha gente que no quiere que se la registre; ese es un tema incontrastable. No quieren por temas impositivos, para vender en negro, para vender sin papeles”. Añadió que también están aquellos que viven en las colonias, alejados del pueblo y se les dificulta realizar el trámite. Para ellos – recordó- el Instituto realiza operativos de registro en diversas localidades de la zona productora.

 

El ingeniero Re aprovechó la oportunidad para hacer mención a una comparación que habitualmente se escucha y plantea la pregunta de por qué la actividad yerbatera no tiene el mismo nivel de datos que el sector tabacalero. “En tabaco, el productor que no se inscribe no recibe semillas, no recibe insumos, no va a tener cupo para entregar su tabaco. En yerba mate no es como en el tabaco; no hay un sobreprecio, no hay un premio. No podemos poner eso como ejemplo, pero se lo pone para dar la intención de que el INYM no quiere terminarlo”, subrayó y reiteró que el organismo cumplirá con su objetivo de registrar a todos los productores y sus yerbales. “Lo vamos a hacer porque cualquier programa que llevemos adelante va a requerir que los beneficiarios estén en nuestros registros”.

 

El martes, durante su discurso de apertura de las Sesiones Ordinarias en la Legislatura, el gobernador Hugo Passalacqua remarcó la importancia de no dejar librada la base de la economía yerbatera al juego del libre mercado, como también la necesidad de contar con un sistema electrónico que registre “on line” el ingreso de hoja verde a los secaderos. “Se ha trabajado y discutido muchas veces ese tema. Hay cuestiones de financiación y de implementación; se requiere mucha tecnología como balanzas actualizadas, de precisión. Hoy las balanzas (de los secaderos) distan mucho de esas condiciones. Toda la actividad no está en condiciones para poner en práctica algo así y de cumplimiento automático, pero vamos a tener que avanzar en ese tema”, señaló.

 

Sobre el final, el presidente del INYM sostuvo que desde su puesta en marcha el Instituto logró mejorías en el precio de la materia prima. “Las estadística muestran que desde el año 2002 los precios de la hoja verde y de la yerba canchada acompañaron la evolución de precios de la yerba elaborada. Creo que en el fondo ésto es reconocido porque en los últimos días hubo una defensa del INYM”, concluyó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE