La Oficina Anticorrupción pidió informes a Laharrague sobre su desvinculación de los negocios familiares

Laura Alonso, la titular del organismo, advirtió al ex empresario forestal que tiene fuertes vínculos de negocios familiares madereros en Misiones sobre la posible “incompatibilidad de su función pública” para ejercer en la Dirección Nacional Forestal del Ministerio de Agricultura, de continuar vinculado con algunas de sus sociedades. Analizan si con su nombramiento no se está incumpliendo la Ley 25.188 de Ética en el Ejercicio de la Función Pública.

Si bien Nicolás Laharrague asegura que ya renunció a los cargos directivos que ocupaba en empresas misioneras como Moconá SA, Puerto Laharrague, Laharrague Chodorgue SA y otras sociedades del grupo familiar, como así también a las representaciones gremiales del sector privado, para asumir en diciembre al frente de la Dirección Nacional de Forestación en el Ministerio de Agricultura de la Nación convocado por el gobierno de Cambiamos, trascendió en un medio nacional que habrían realizado una denuncia contra el funcionario ante la Oficina Anticorrupción para que investigue que efectivamente está desvinculado de “todas las sociedades a las que pertenece” y analiza las vinculaciones que pudiera favorecer desde su área a los emprendimientos familiares o societarios.

La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, le advirtió que de no haber renunciado a sus cargos directivos, estará incumpliendo la Ley 25.188 de Ética en el Ejercicio de la Función Pública.

En su carta a Laharrague, Alonso le recordó que según los artículos 3 y 17 de la Ley 25.188, “usted se encuentra impedido de ejercer funciones o actividades incompatibles con su cargo de subsecretario”. En particular, “tiene vedado dirigir, administrar, representar, patrocinar, asesorar o, de cualquier otra forma, prestar servicios a quien gestione o tenga una concesión o sea proveedor del Estado, o realice actividades reguladas por éste sobre las que tenga atribuciones como Subsecretario de Desarrollo Foresto Industrial (en la actualidad su rango es de Director Nacional)”.

Larrahague tiene fuertes vínculos empresarios y familiares en Misiones y otras provincias, y deberá probar que renunció en el directorio de varias empresas del rubro forestal si lo que quiere es mantener su actual posición en el gobierno de Mauricio Macri.

También deberá probar que tomó distancia de la Asociación Forestal Argentina (AFoA) de la cual formaba parte de la Comisión Directiva.   

La misiva del organismo, según publicó el portal Bicho de Campo, tendría fecha del 14 de marzo pasado, oportunidad en que la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, le habría notificado por medio de una carta a Laharrague, en la que planteó de “posibles irregularidades en su reciente designación como Subsecretario de Desarrollo Foresto Industrial del Ministerio de Agroindustria, principalmente en virtud de sus antecedentes laborales y los vínculos que aún lo unirían a empresas del sector forestal”.

Laharrague ingresó en diciembre para asumir el cargo en el área forestal de Agroindustria convocado por Luis Miguel Etchevehere, pero tras el planteo de la Oficina de Alonso deberá cumplir algunos pasos, ya que se cuestiona desde la ética de la gestión pública su cercanía a los negocios madereros que posee la familia del funcionario y sus vínculos cercanos con la conducción actual de la Asociación Forestal Argentina (AFoA), aspectos que Laharrague nunca ocultó.

Incluso, su visualización en representación y como vocero de las problemáticas de la industria forestal en la Mesa Nacional de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial que lidera el presidente Mauricio Macri, fue lo que llevó a la decisión de convocarlo para sumar su experiencia en el rubro en el gabinete.

Pero esta “posible” incompatibilidad recién la OA toma conocimiento a tres meses en que se había concretado su designación y es motivada por una denuncia concreta que advierte de la falta ética en la que se habría incurrido, como pasa en la designación de varios funcionarios del gabinete de Cambiemos.

Las empresas que se vinculan con Laharrague

De la información a la que accedió la Oficina de ética pública, marcan la incompatibilidad de posibles acciones que indiquen vinculaciones entre el Director Nacional de Forestación con las siguientes empresas:

  • El Moconá SA, ocupada el cargo de director de la sociedad. La empresa tiene como actividad principal la extracción de productos forestales de bosques nativos y, entre las secundarias, la cría de ganado bovino y bubalino, además de hoteles y turismo en El Soberbio, Misiones.  
  • Puerto Laharrague SA. Es una empresa dedicada a la extracción de productos forestales de bosques cultivados y nativos. El funcionario pertenece a su directorio desde 2007 y al 2017 ocupaba el cargo de vicepresidente.
  • Laharrague Chodorgue SA. Su actividad principal es la fabricación de hojas de madera para enchapado, fabricación de tableros y paneles; y la secundaria es la venta al por mayor de productos de madera, además de prestar servicios inmobiliarios. Hasta el 2017 formó parte de su directorio.
  • Mirasoles SA. Se trata de una empresa dedicada a la explotación de establecimientos agrícolas, la industrialización y comercialización de todos los frutos productos y subproductos derivados de su actividad
    agropecuaria. Hasta 2017 fue presidente de la sociedad.

 

  • En la Asociación Forestal Argentina (AFoA) fue parte de la comisión directiva en varias gestiones, en representación de las empresas que eran socias en la cámara.

Hasta 2017 acompañó la gestión del actual presidente de AFoA, Osvaldo Vasallo.

Fue justamente, por su participación activa en la Sociedad Rural Argentina y en la AFoA, que participó en su calidad de empresario en septiembre de 2017, en la reunión de la Mesa de Competitividad Nacional convocada por el ministro Etchevehere y encabezada por Macri, de la que participaron todo el sector forestal del país.

En la Oficina Anticorrupción, frente a la denuncia presentada que cuestiona la designación del funcionario, se tiene dudas: “Tendría que haber renunciado como condición para acceder a la función pública” frente a los inevitables intereses que podrían beneficiar en forma directa a las empresas de la familia y que de alguna manera serán competencia de Laharrague.

En su primera declaración jurada como funcionario, correspondiente a 2017, Laharrague reconoció su patrimonio y las acciones de todas ellas, afirmaron en la publicación de Bichos de Campo.

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE