Copa Libertadores: Boca respiró con el empate, pero ya no depende de sí mismo

Copa Libertadores: Boca respiró con el empate, pero ya no depende de sí mismo

Carlos Ruiz, tras el rebote del penal mal sancionado por el árbitro Zambrano, abrió el marcador para el local. El propio Ruiz en contra, convirtió el 1-1. El “Xeneize” deberá vencer a Alianza Lima el miércoles 16 de mayo y esperar que Junior no venza a Palmeiras para pasar de ronda.

No hay festejo pero hay alivio. Hay una vida más. Boca ya no depende de sí, pero por un momento, cuando Junior gritó el 1-0 por un penal mal sancionado se veía afuera de la Copa Libertadores. Por eso el 1-1 alcanza para mantener la ilusión. Para enfocar el futuro inmediato con la chance concreta de gritar bicampeón en la Superliga y definir su futuro copero contra Alianza Lima, el rival más flojo del grupo, en la Bombonera.

Es una final adelantada. Es el partido que puede definir muchas cosas. Bocase juega todo ante Junior, en Barranquilla, ya que en caso de perder quedaría eliminado de la Copa Libertadores, a falta de una fecha. Sería una derrota histórica. La última eliminación en esta fase fue hace 24 años, con Cesar Luis Menotti como técnico.

El empate podría servirle al equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto, pero la realidad es que dependería de otros resultados. No sólo debería ganarle a Alianza Lima en la Bombonera, sino que Junior tendría que perder en su visita al Palmeiras.

El equipo “Xeneize” se jugará su destino en la Libertadores, torneo que ganó seis veces, este miércoles desde las 19.15 en el estadio Metropolitano de Barranquilla, con el arbitraje del ecuatoriano Roddy Zambrano y televisación de la señal de cable Fox Sports.

Boca, líder de la Superliga, pagó caro la serie de lesiones que sufrió el plantel, desde Fernando Gago y Darío Benedetto el año pasado, hasta las más recientes de Carlos Tevez, Edwin Cardona, Paolo Goltz y Wilmar Barrios, o algunas esporádicas molestias musculares que dejaron afuera al rosarino Pablo Pérez.

Esas ausencias, sumadas a un par de actuaciones en falso del arquero Agustín Rossi, conspiraron contra el equipo ya que bajó el rendimiento en la Superliga y quedó al borde de la eliminación en fase de grupos de la Libertadores.

El Mellizo Guillermo no se guardará nada y pondrá lo mejor disponible, beneficiado porque no jugó el domingo último ante Gimnasia en La Plata por la Superliga, debido a la lluvia que motivó la suspensión de varios partidos de distintas categorías, eso le evitó un desgaste físico mayor a varios jugadores que están al límite.

Así, con el regreso de Barrios a la mediacancha para juntarse con el uruguayo Nahitan Nández y el capitán Pablo Pérez, más Tevez para la creación, Boca tendrá a su mediocampo ideal.

En la ofensiva estará el cordobés Cristian Pavón, su jugador más desequilibrante, y un nueve de área como Ramón “Wanchope” Abila, mientras que el colombiano Edwin Cardona, recién repuesto de su segundo desgarro consecutivo, ocupará un lugar en el banco de suplentes.

El equipo colombiano tiene como puntos altos a los delanteros “Teo” Gutiérrez, ex Racing, River y Rosario Central, y a Yimmi Chará, además de una defensa confiable, encabezada por el arquero uruguayo Sebastián Viera.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE