Inspectores de Control Forestal analizan en una mesa de trabajo con el ministro de Ecología proyectos de mejoras en el sistema y para el fortalecimiento de las condiciones laborales

En el marco del Día del Trabajador, el delegado gremial en UPCN Regional Misiones que representa a los 29 agentes de Control Forestal del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, Walter Antenen, en una entrevista con Radio Libertad se refirió a la causa judicial por coimas que involucra a cuatro funcionarios del áreas, entre los cuales se encontraba el propio Director de Control Forestal, Jorge Mario Zapata.

El delegado gremial salió en defensa de la función laboral que realizan, valoró la mesa de diálogo que tienen en marcha con las autoridades del organismo para encontrar soluciones relacionadas a mejorar el sistema de control de bosques y fortalecer las condiciones laborales de los trabajadores;  y en ese contexto explicó las diferencias en la tareas que realizan en forma cotidiana en los 6 Puestos Fijos de Control Forestal que tiene el ministerio en la provincia, exponiendo que “los únicos que realizaban controles móviles eran los cuatro funcionarios que fueron detenidos y era una orden que como trabajadores recibimos desde la Dirección, que podemos no compartirla, pero debíamos acatar”, explicó el inspector.

Las declaraciones la realizó ayer tras el impacto de la noticia de la detención de sus superiores el fin de semana, que se vieron involucrados en una causa judicial que lleva adelante el Juez de Instrucción N°3 de San Vicente, Gerardo Casco. El viernes fueron detenidos “in fraganti” y acusados de “cohecho agravado y tenencia ilegal de armas de fuego” el director de Control Forestal de Ecología, Jorge Mario Zapata, junto a otros tres funcionarios del área que integraban la Unidad de Fiscalización Ambiental (UFA) del organismo: Juan Carlos Gónzales, Héctor Oscar Wolhein y Claudio Daniel Mieth.

Respecto a la gravedad del hecho denunciado por el colono de San Vicente, Antenen aseveró que “todos los inspectores de Control Forestal tenemos la misma concepción y entendemos que es un hecho delictual, jurídico y policial, donde la justicia deberá actual con todo el rigor. Pero esta es una situación anómala y ajena al desempeño de los trabajadores del área”, aclaró.

“Somos otras 29 personas que tenemos la responsabilidad de trabajar diariamente y formamos parte del sistema para el organismo provincial. Pero nuestra actividad es ajena a este grupo, ya que ellos eran funcionarios de jerarquía y fueron designados en forma política por las autoridades del organismo, nosotros somos trabajadores”, precisó.

En ese contexto, Antenen buscó diferenciar al cuerpo de inspectores de Control Forestal de Ecología del grupo involucrado en la causa por coimas a un agricultor en San Vicente.  “Estos funcionarios (Zapata, González, Wolhein y Mieth) se manejaban en una súper estructura independiente, ellos tomaban decisiones en su calidad de funcionarios públicos con poder de decisión.  Mientras que, con mis compañeros, somos agentes de Ecología que estamos en los Puestos Fijos trabajando las 24 horas los 365 días del año, donde cumplimos de forma honrada nuestra labor cotidiana”, se defendió.

Antenen expuso de esta manera, su preocupación por el impacto de la noticia en la opinión pública y que repercute en la imagen y credibilidad de sus funciones. “Queremos que la sociedad misionera entienda que sus impuestos se destinan al trabajo de personas honradas, no hay que meter a todos en la misma bolsa. No es lo mismo parecido que igual. No es todo igual. Nosotros cumplimos como corresponde la función de control forestal”, remarcó con firmeza.

Pero la situación de debilidad en la que se encuentra el sistema, para el delegado gremial de los agentes de Ecología, viene de años. En esa línea, explicó que “los inspectores de control forestal, además de cumplir el rol de control sobre madera nativa, tenemos planteos por nuestras condiciones laborales, que si no mejoran, nos dejan maniatados para hacer cosas . Del ministro Juan Manuel Díaz no podemos decir nada más que reconocer que hay intención concreta de apoyo a lograr soluciones. Es un funcionario que viene de gestiones anteriores  y tiene conocimiento de la situación, es nuevo en el cargo para tomar decisiones. En estos meses tuvo la gentileza de iniciar conversaciones con UPCN, y logramos conformar una mesa de diálogo con el secretario general del gremio, Jorge Giménez,  los delegados de parques provinciales y delegados de control forestal para retomar de esta forma ese diálogo que se había perdido”, remarcó Antenen.

Control forestal

En la actualidad, los puntos de Control Fijo se encuentran en: El Arco, sobre la Ruta 12 hay tres, otros dos puestos habilitados están en San José, uno sobre Ruta 105 y Ruta 14, uno en El Soberbio, uno en Pozo Azul, y un puesto en Colonia Paraíso, en San Pedro. “Tenemos pedido para colocar puestos de control en Apóstoles y Azara ya que también sale madera en la zona y no hay control en esos puntos”, precisó Antenen.

La función de los agentes es de controlar el transporte forestal, constatar la documentación de la carga que se lleva, y de no encontrarse ninguna anomalía, el procedimiento es de canjear la guía por otro documento apto para que el transporte pueda salir de la provincia. “Después el control sigue más estricto, porque se encuentran con los agentes de Rentas, AFIP, Aduana, y Policía de la Provincia. La madera que no está regularizada no pasa por el lugar donde hay controles, siempre intentan evadir el control”, relató.

Otras de sus funciones es verificar los desmontes que no estén autorizados por Ecología. “Nuestra función también es de actuar en Controles Móviles, pero en los últimos años teníamos la orden que los 29 inspectores no hacíamos ese control, estábamos anulados por este grupo de jerarquía para salir a realizar rondas. Solo nos ocupábamos de controlar en los Puestos Fijos porque así lo designaban los directores del organismo, y es una orden superior que teníamos que acatar, aunque no estemos de acuerdo”, precisó el inspector forestal.

Propuestas para mejorar el sistema

Para Antenen, la función que cumple del Inspector de Control Forestal es muy particular, autodidacta y cultural. “Creo que es una profesión en serio peligro de extinción. Hay que tener vocación, reconocer la especie, el volumen de la carga con solo mirar no es  algo que se aprende en la universidad, sino que es un saber que se adopta de manera natural, en la práctica. Es un aprovechamiento generacional, es algo cultural pero cada vez esta más acotado en nuestro ámbito laboral”, advirtió el gremialista de UPCN.

De igual forma, sostuvo que hay mucho por hacer en la mesa de diálogo en la que se encuentran trabajando con las autoridades del Ministerio, donde volcaron cuatro proyectos para lograr un cambio en el sistema:

1- Propusieron la creación del Cuerpo de Inspectores de Control Forestal de Ecología, a través del gremio UPCN. “Es un viejo proyecto que está en la Cámara de Diputados hace tiempo y que determinará la funcionalidad del Inspector de Control Forestal”, dijo Antenen.

2- Propusieron un proyecto para crear un Sistema Integral de Regulación de la Actividad Forestal, que abarca una coordinación desde los controles móviles, Puestos Fijos, oficinas y delegaciones del interior, la informatización, herramientas de nuevas tecnologías, incorporar  las funcionalidades del sistema de control según lo que se aplica en otros países, etcétera. “Es una propuesta interesante, la elaboró un compañero y todos los agentes participamos de su construcción. Por otra parte, respecto a la tecnología, también es un tema que se contempla en los proyectos. Tenemos entendido que esas cuestiones están en marcha en el ministerio, pero hoy lo maneja el área de la Subsecretaria de Ordenamiento Territorial. No sabemos qué tecnología ellos ya utilizan, pero sabemos que es de avanzada. Nuestra función hasta ahora es solo en terreno para el transporte. Lo que respecta la detección del apeo, se encargan desde el Ministerio para tramitar los pasos a seguir cuando se requiere una sanción para la infracción pertinente”, precisó el trabajador.

3.La creación de una Tecnicatura de Inspectores de Control Forestal, para lograr nivelar el conocimiento del personal que se desempeña en el organismo.

4-Un proyecto de incorporación de artículos a la Ley 1.556 del Empleado Público, ya que se creó antes de la figura de creación del Sistema de Áreas Naturales Protegidas, de la creación del Cuerpo de Guardaparques e inspectores. “El ministro Diaz abrió el diálogo hace un tiempo para analizar estos temas en una mesa, y trabajar sobre cada uno de los artículos que tienen que ver con mejoras laborales. Nosotros trabajamos 400 horas por mes y solo nos pagan 120 horas, por ejemplo. Por otro lado, tenemos dificultades con el pedido de los viáticos, o que nos reconozcan feriados y fines de semana. Sobre todos estos tema estamos conversando para encontrar soluciones y mejorar el sistema”, concluyó Antenen.

 

 

Por Patricia Escobar



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE