Visitando la ciudad histórica fortificada de Carcassonne, en el sur de Francia

Continuando con mi paseo por el sur de Francia, tenía agendado conocer la Ciudadela Carcassonne. Hay un clásico vino argentino que nos recuerda a este famoso castillo.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por el programa de la Unesco en 1997, su castillo y murallas fueron declarados monumentos históricos​ por el Estado francés, siendo uno de los centros turísticos más visitados de Francia.

La ciudadela o ciudad histórica de Carcassonne es un conjunto urbano y arquitectónico fortificado, siendo la parte más antigua de esta comuna. Es conocida en francés como Cité de Carcassonne o simplemente la Cité y en occitano como Ciutat de Carcassona, está situada sobre una elevación en la orilla derecha del río Aude. Esta rodeada por una doble muralla de 3 kilómetros de longitud, y en su interior se conserva el aspecto de las ciudades medievales europeas.

Constituida en gran parte por elementos conservados desde la Edad Media, tras un período de abandono la ciudad fue restaurada.

En el siglo XIX, el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc realizó la dirección de una amplia restauración de la muralla y de las torres de la ciudad, así como del castillo. Las partes más destacables comprenden la Puerta de Narbona y barbacana de Saint-Louis,Puerta y barbacana de Saint-Nazaire,Puerta del Aude,Puerta del Burgo y barbacana de Notre-Dame. Por otro lado, el Castillo condal rodeado por un foso y construido a lo largo de la muralla interior,Barbacana del este que protege la entrada del castillo,Barbacana del Aude, actualmente destruida,y la Basílica de Saint-Nazaire.

La muralla interna, cuyas partes más antiguas son de época galo-romana, de finales del siglo III, en época del llamado Imperio Galo y que sirvió de defensa frente los visigodos en el siglo V, fue utilizada en la época feudal por la familia de los Trencavel, para ser posteriormente reconstruida cuando la ciudad fue ocupada por los reyes de Francia. En las murallas se encuentran cuatro puertas principales de acceso al interior de la Cité, situadas cada una de ellas en uno de los puntos cardinales.

La basílica de Saint-Nazaire, construida en gres (piedra arenisca) es una iglesia románica, cuya parte más antigua se remonta al siglo XI. En el emplazamiento originalmente se elevaba una catedral carolingia de la cual no queda ningún vestigio.

La Cité de Carcasona es un lugar de gran atracción turística por su excelente estado de conservación del conjunto monumental. Por ese motivo, la mayor parte de las plantas bajas del interior del recinto amurallado han sido convertidas en locales comerciales orientados al turismo, restaurantes, locales de venta de recuerdos turísticos, joyerías, pastelerías, librerías u otros.

La gastronomía de Carcassonne viene caracterizada por tratarse de una cocina típica del sudoeste francés, que tiene entre sus recursos más importantes productos agrícolas tales como las aves de corral y las verduras.

En este sentido, algunos de los platos típicos de Carcasona como el jambonneau, las mollejas de ave de corral confitadas, el confit de pato y de oca, los petits carcassonnais o los bombones, los pavés, el grès y los briques de la Ciudadela pueden ser degustados en la propia ciudad.

Si visitan Carcassonne, no dejen de comer el clásico plato Cassoulet (del occitano caçolet), una especie de guiso hecho con alubias blancas o frijoles, y distintas partes de carne animal. Es típico de la cocina del sur de Francia, concretamente de las regiones de Languedoc y Mediodía-Pirineos. Aunque, como en todas los platos antiguos y populares, hay diferencias entre las recetas de una familia y otra, se puede establecer que el ingrediente básico del cassoulet son las alubias blancas, que se cuecen con trozos de carne y embutidos que pueden variar según la receta, pero entre los que se suele encontrar costilla de cerdo, salchichas de Toulouse, tocino y corteza de tocino y pato confitado.  Recomiendo acompañarlo con un rico vino de la zona Domanine Du Bosc Rochet de la denominación Minervois.

 La comuna de Carcasona tiene una larga tradición en la viticultura, con varios miles de hectáreas dedicadas al cultivo de la vid. En el año 1981 se reconoció como vino de Indicación Geográfica protegida al vin de pays de Cité de Carcassonne, llamado también desde el año 2009 cité-de-carcassonne.

 

À bientôt!

 

 

(*) Sommelier 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE