“Quedate quieta y no te muevas”: la horrorosa trama de la violación de la nena de 13 años

“Quedate quieta y no te muevas”: la horrorosa trama de la violación de la nena de 13 años
La menor volvía de juntarse con compañeros. Había preparado un trabajo práctico para el colegio.

“Quedate tranquila, no te muevas”. Eso escuchó la nena de 13 años antes de ser abusada en plena calle en el barrio de Colegiales, Buenos Aires  durante la mañana del jueves. El hecho ocurrió a las 11 en el puente de Jorge Newbery, entre Crámer y Amenábar, según denunció el padre de la menor. A plena luz del sol y ante la vista de todos. Nada lo detuvo.

Según figura en la denuncia, la niña se había reunido con compañeros de la escuela para terminar una trabajo práctico. Habían estado terminando esa tarea en un local de comidas rápidas. Se despidió de todos y volvió a su casa. En el camino debía cruzar el puente Jorge Newbery.

Cuando lo hacía, un hombre la sorprendió por detrás. El agresor la tomó del cuello y la amenazó diciéndole que se quedara quieta y callada. “Quedate quieta, no grites y no te muevas”, le dijo. La menor quedó paralizada.

De inmediato comenzó el abuso. La niña fue violada por la vagina y por el ano. Nada frenó al criminal. Al terminar volvió a amenazar a la joven y le dijo que no lo mire.

La niña se fue a su casa. De inmediato y debido al shock emocional se metió en la ducha y lavó la ropa que llevaba puesta.  Su madre notó que algo le ocurría. Insistió en querer saber pese a que la menor  no sabía poner en palabras el atroz episodio que había sufrido.

Cuando logró contar lo que padeció, la madre llamó al padre de la niña y juntos la acompañaron a la comisaría en la que realizaron la denuncia. Una vez efectuada, se aplicó el protocolo de actuación en victimas de violencia sexual. Según se conoció hoy, la víctima todavía continúa internada por las secuelas de la agresión.

Mientras tanto, se inició una investigación para detener al atacante sexual. En la misma interviene la Fiscalía Criminal y Correccional 54 a cargo de Claudia Katok.

La menor es vecina de Georgina Barbarossa. La conductora declaró ante los medios que se presentaron en la comisaría 31 para reclamar mayor seguridad. “Tenemos miedo porque hay muchas escuelas en la zona y estamos muy mal por lo que le pasó a esta nena”, declaró.

También se sumó Pablo Echarri, otro vecino ilustre, al reclamo de mayor seguridad. “Nos enteramos a través del papá de la nena, para nosotros que somos padres nos es difícil digerir una noticia así y nos pone en alerta”, finalizó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE