La ganadería menor ya tiene asociación propia en Misiones y en mayo se viene la primera exposición con remate incluido

La ganadería menor ya tiene asociación propia en Misiones y en mayo se viene la primera exposición con remate incluido

Se presentó la “Sociedad Rural de Ovinos, Caprinos, Equinos y Porcinos de Misiones”, presidida por el productor Gabriel Montiel, propietario de Cabaña La Armonía. La entidad se propone facilitar la capacitación y el acceso a tecnología y buena genética a pequeños productores. En su predio ferial propio, ubicado en Fachinal, se realizará el 18 y 19 de mayo la primera exposición de la actividad, oportunidad en la que se realizará un remate de reproductores.

La presentación en sociedad de la flamante asociación que nuclea a productores de ovejas, chivos, cerdos y caballos se realizó en las instalaciones de La Armonía, de la actividad participaron el ministro del Agro de Misiones, José Luis Garay y el intendente de San José, Jorge Tenaschuk, además del mencionado Montiel.

“Todo esto surgió a partir de la necesidad de juntarnos para hacer mejor las cosas”, señaló el presidente de la nueva asociación. Indicó que en Misiones se venía trabajando desde hace muchos años en el desarrollo de la ganadería bovina, pero poco se hablaba de la ganadería de animales menores. “Hace un poco más de 5 años se empezó a sumar la oveja y el chivo como alternativas de producción. Nosotros empezamos a trabajar con ovinos, en Cerro Corá se empezó con caprinos, en San José con caballos y Bondpland con cerdos, distintas comunidades fueron desarrollando una identidad”, indicó.

El paso siguiente fue la capacitación y en ese punto Montiel destacó la labor que cumplió el INTA, así como el ministerio del Agro de la Provincia. “Nos empezamos a juntar, entre nosotros y con entidades nacionales, nos empezaron a enseñar. Se logró que la EFA (de Fachinal) sea con orientación ovina”, dijo.

Como fruto de ese desarrollo, impulsado principalmente por la enjundia de los productores, en cinco años se pasó de trabajar en forma aislada y con un grado de tecnificación casi nulo, a tener genética de la más alta calidad del país en ovinos, a practicar inseminación artificial y aplicar las técnicas más avanzadas. “Hacemos ecografías a todos los vientres para ver el resultado de la inseminación y acompañar las distintas etapas de la preñez de los ovinos”, remarcó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE