Inauguran en Posadas la muestra plástico-visual “De lo temporal y lo eterno”

Inauguran en Posadas la muestra plástico-visual “De lo temporal y lo eterno”

Se trata de una magistral obra de la pareja de artistas Chiquitina y Ernesto Engel. La muestra será inaugurada el miércoles 2 de mayo a las 20:30 en el Museo Juan Yaparí, de la ciudad de Posadas.

“Voy a exponer pinturas que tienen que ver con la naturaleza y mi esposa exhibirá sus cuadros con técnicas mixtas que tiene que ver con el amor”, adelantó el artista a Misiones Online.

“Los cuadros que se pondrán en exposición, en esta oportunidad, son de dimensiones muy grandes comparados con otras muestras. Rondan entre los 2 a 3 metros. Por ende no serán muchos, sino pocos pero en grandes dimensiones”, explicó Engel.

La muestra estará abierta durante todo el mes de mayo. “Estoy trabajando con una técnica que se inventó en el renacimiento de Venecia. En la misma no se utiliza el blanco”, precisó el reconocido artista.

Recordó además que hace muchos años trabaja con lo relacionado a la naturaleza y en esta muestra se verá parte de ese trabajo.

Sobre la muestra, por Rolo Capaccio

En esta muestra Chiquitina y Ernesto Engel vuelven a sorprendernos con la pasión renovada de su creatividad. De nuevo la búsqueda por caminos originales. De nuevo la persistente atención para no caer en experiencias trilladas y marcar nuevos rumbos, juntos siempre, con la pasión compartida en lo que hacen, cada uno en lo suyo. Unidos en lo diverso de sus manifestaciones plásticas.

Chiquitina inaugura esta vez una sorprendente yuxtaposición y entrelazamiento de imágenes y textos de antiguas -y reales- cartas de amor en las que el manuscrito, esos fragmentos de trazos personales que en su momento cargaran la ilusión de llegar a destino tratando de mantener intacta la pasión, reviven y pasan a una nueva dimensión expresiva al ser tratados como imagen, pero sin que pierdan, en este traspaso visual, la intención de seducir y enamorar que tuvieran en su origen. Sin que las viejas palabras, nacidas del impulso amoroso que las imprimiera en el papel, dejen de seguirnos hablando a través del tiempo,  pero convertidas ahora en cuadros hermanados, iguales y distintos, como en toda hermandad.

En tanto, conviviendo con todo ese mundo expresivo, las impresiones de Ernesto nos introducen en el maravilloso universo natural y regional de las hojas de güembé y flores de chivato, esas referencias cotidianas de nuestro entorno, aunque ahora desplegadas, irradiadas, sobredimensionadas en su esplendor inabarcable, alejadas de la representación de la figura para mutar en una exaltación de formas y colores que nos llevan hasta los umbrales de la magnificencia, ese punto a partir del cual, cada uno frente a la obra, tendrá la posibilidad de transportarse a donde quiera ser llevado por la imaginación. A ese universo sobre natural que no ha tenido, como punto de partida, más que elementos de la cotidianeidad.

Por decirlo del modo más simple, una vez más, Chiquitina y Ernesto nos deslumbran con su talento, ese bien natural que ha sido cultivado y ejercitado por años de enseñanza y de práctica, por ese saber transmitir y aprender sin apartarse nunca de la disciplina, la exploración y la perseverancia.

Estos son los resultados de todo ese esfuerzo, y aquí los tenemos para disfrutarlos.-

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE