Tenis: Chucho Acasuso busca el “break point” ahora como dirigente

Tenis: Chucho Acasuso busca el “break point” ahora como dirigente

El ex tenista misionero acompaña a Agustín Calleri en la lista que busca conducir los destinos de la Asociación Argentina de Tenis.  De los courts a la política, la nueva vida de uno de los mejores deportistas de la tierra colorada en la historia.

 

 

De aquel niño que devolvía con mucha fuerza con la raqueta en el club Itapúa de Posadas al adulto que se involucró en la política deportiva, hay un gran recorrido de éxitos. José Javier “Chucho” Acasuso fue y será por mucho tiempo, el símbolo del tenis misionero a nivel mundial porque en el corto plazo, no aparece el “sucesor”. Quizás por eso, este ambidiestro que llegó en agosto de 2006 a convertirse en uno de los 20 mejores jugadores del planeta, quiere trabajar “en serio” para que el tenis argentino recupere el “semillero”.

 

 

Hoy la vida de Chucho transita en la vorágine de Buenos Aires como integrante de la subsecretaría de deportes de la provincia que conduce María Eugenia Vidal. Y a los 35 años, el posadeño muestra en cada declaración el carácter y la determinación como cuando enfrentaba a Federer, Hewitt o a Guga Kuerten. “Estamos a full en el último tramo de la campaña. Las elecciones son el 3 de mayo y voy en la lista con Agustín Calleri”, cuenta al atender la llamada de Misiones OnLine. Es que Chucho se metió de lleno en la política y ahora junto a Calleri, Zabaleta, Florencia Labat y el apoyo de la “legión”, peleará por un cargo en la Asociación Argentina de Tenis, que renueva sus autoridades y que presentará como candidato oficial a José Luis Clerc. “Yo voy como vocal en la lista de Agustín y sentimos que es el momento indicado para involucrarnos porque el tenis está pasando por un momento malo. Somos gente joven y que a la vez tiene mucha experiencia en gestión. No podemos dejar pasar más tiempo”.

 

No es el Acasuso que parecía tímido fuera de la cancha y que se enchufaba solamente cuando ingresaba al court. Es un Chucho comprometido y con ideas bien claras. Tampoco se guarda nada y explica por qué quiere llegar a la conducción de los destinos del tenis argentino. “La gestión de la Asociación de tenis en estos últimos años fue muy mala y tenemos la necesidad y el deber moral de involucrarnos porque si no el tenis argentino va a seguir en picada”.

 

¿Por qué decis que está mal el tenis argentino?

Se ganó la Copa Davis en el 2016,  tenemos a del Potro que es top ten y la Asociación no sumó ningún afiliado más.  En la Argentina hay casi tres millones de personas que juegan al tenis y la Asociación  sólo tiene 11 mil afiliados. Algo se está haciendo mal. La Asociación les da un servicio malo a los jugadores y por eso hay nuevos circuitos paralelos que no están bajo el paraguas de la Asociación. La Asociación cobra un carnet muy caro y les da a los jugadores muy pocos torneos por año.

 

¿Y ustedes en la lista de Agustín Calleri qué proponen?

Apuntamos al tenis social, a la contención de esos chicos que probablemente no lleguen a competir en el primer nivel del tenis de manera profesional, pero que a través de este deporte, pueden estar en un club, en un ambiente sano, que el tenis, como pasa con el rugby sea una escuela de valores, que estén con amigos, que compartan  y que no estén en sus casas jugando a la play station o en la calle haciendo otra cosa.

 

Recuperar el semillero

José Acasuso fue un integrante de la formidable camada de tenistas argentinos conocida como “La Legión” que puso al tenis en el primer nivel mundial.  Tras el alejamiento profesional de las canchas de los Coria, Gaudio, Nalbandian, Cañas, Zabaleta, Chela y tantos otros, la Argentina no consiguió el recambio generacional con la misma fuerza, más allá del gran momento de Juan Martín del Potro. Sin embargo, Acasuso decididamente quiere trabajar en el “tenis de base”

“Hay que romper con la idea de que el padre lleva al chico a jugar al tenis para que sea profesional. Que lo lleve, por una cuestión lúdica. Que juegue, que compita pero a nivel social. Si el día de mañana tiene condiciones para transformarse en profesional, bienvenido sea, pero queremos atender a los que no llegan. De 100 chicos que se dedican al tenis probablemente dos llegan al nivel profesional. Nosotros queremos atender a esos 98 que cuando tienen 15 o 16 años y se dan cuenta de que no van a llegar a ser profesionales, que no dejen la actividad, que no dejen este deporte”, explicó Chucho.

¿Cómo van a trabajar para recuperar el semillero?

Uno de los grandes desafíos que tenemos es trabajar para incorporar el tenis como materia en los colegios. No obstante queremos crear escuelas de tenis municipales en todas las provincias del país. El primer estímulo con la raqueta tiene que ser en edad escolar.

 

¿Por qué crees que los chicos no eligen al tenis como deporte?

Por ahí está la idea de que es un deporte caro. Y no lo es. Por eso (insiste) apuntamos a las escuelas municipales, para que el chico venga, juegue gratis al tenis, aprenda y si se entusiasman con este deporte, llevarlo a los clubes y acompañarlos en el progreso. Yo actualmente trabajo en la subsecretaría de deportes de la provincia de Buenos Aires y sacando el fútbol el segundo deporte que más se practica en la provincia es el hándball. Y eso pasa porque está en la currícula escolar.

 

¿Y los que están jugando al tenis, por qué abandonan?  

Muchos chicos dejan el tenis porque ven que sus amigos, que juegan al fútbol, al basquetbol o al hockey, todos los fines de semana tienen competencia y ellos quizás muy poco. Entonces debemos generar torneos para que se queden en el tenis y jueguen todos los fines de semana.

 

¿Por qué decidiste involucrarte en política?. Quizás no se te notaba antes ese perfil

 

Fuimos jugadores de tenis y todo lo que somos y lo que tenemos es gracias al tenis. Pero a su vez la gente nos conoce como jugadores profesionales. Nosotros salimos como cualquier chico de un club, del interior del país y nos criamos en una escuela de tenis. Eso hoy está faltando y tenemos el deber de devolverle al tenis un poquito de todo lo que nos dio y sentimos que estamos capacitados para hacerlo. Lo más lógico siempre es terminar de jugar y ponerse una academia de tenis y transformarse en entrenador o estar vinculado dentro de una cancha de tenis. Yo me fui más para el lado de la gestión, trabajé en una empresa de marketing deportivo. Fui para ese lado porque es lo que me gusta. Me gusta la parte política y me siento capacitado y sé que puedo ser muy útil. Por eso me involucré.

 

¿Y cuando vamos a tener otro Chucho Acasuso?

Mirá…(respira, piensa y contesta). Tenemos que trabajar para ampliar la base de chicos que jueguen al tenis y eso incluye a Misiones. Si cada vez hay más chicos que jueguen al tenis en algún momento va a llegar otro misionero a los primeros planos, pero hay que trabajar mucho en la base, en los primeros pasos, te doy un dato. Históricamente en la Argentina la categoría sub 12 era la que más jugadores de tenis tenía. Hoy por hoy  hay más chicos sub 14 y sub 16 jugando que los sub 12, eso quiere decir que nos estamos quedando sin semillero. Pero tanto para Misiones como para el resto del país, los que están involucrados en el tenis deben entender que el único camino no es ser jugador profesional.

 

Es el mismo Chucho Acasuso que hacía delirar a las tribunas del Buenos Aires Lawn Tennis y que era el embajador del deporte misionero en el mundo. Ahora, a los 35 años quiere volver al tenis desde la dirigencia y trabajar para que los que recién agarran una raqueta, tengan respaldo desde la Asociación Argentina de Tenis sin importar dónde jueguen dentro del mapa nacional, como cuando el devolvía con mucha fuerza, las pelotitas que le lanzaban en el Itapúa Tenis Club.

FICHA

  • José Javier Acasuso
  • Nació en Posadas el 20 de octubre de 1982
  • Fue tenista profesional hasta el año 2012
  • Ganó 193 partidos en singles y consiguió tres títulos (Sopot 2002, Rumania 2004 Viña del Mar 2006) y llegó a otras cinco finales.
  • En 2006 llegó a la cuarta ronda de Roland Garrós.
  • Fue uno de los pocos jugadores que desde la qualy llegó a una final perdiendo ante el número uno Gustavo Kuerten (Buenos Aires 2001)
  • Fue 20 del mundo en 2006
  • Su mejor ranking en dobles: 27 en 2006. Ganó 5 títulos como doblista.
  • En 2012 anunció su retiro.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE