La CEEL suscribió un convenio para regularizar deudas con EMSA

La CEEL suscribió un convenio para regularizar deudas con EMSA

La Cooperativa Eléctrica de Eldorado Limitada se sumó a las entidades que acordaron cancelar los pagos pendientes. El presidente de EMSA, Guillermo Aicheler, señaló que solamente resta un convenio similar con la CAUL, de 25 de Mayo. También destacó el proceso de reordenamiento que lleva adelante la empresa. “Hoy los usuarios son lo más importante”, subrayó.

El presidente de EMSA, Guillermo Aicheler, comentó diversos aspectos del proceso de reordenamiento que lleva adelante en su gestión, entre los cuales se encuentra el programa de cancelación de deudas con las cooperativas eléctricas. Este miércoles se concretó la firma de un nuevo convenio de pago mediante el cual la Cooperativa Eléctrica de Eldorado Limitada (CEEL) se comprometió a cancelar en 34 cuotas mensuales la deuda del periodo que comprende los años 2016 y 2017.

En la provincia existen nueve cooperativas eléctricas, aunque no todas le deben a EMSA. “La deuda total asciende a una cifra que ronda los 300 millones de pesos, pero hay tres cooperativas que no tienen deudas y estas son la de Puerto Rico, la de Montecarlo y la de Dos de Mayo”, precisó Aicheler.  Con el acuerdo firmado solo queda pendiente resolver el tema con la Cooperativa Alto Uruguay Limitada, de la localidad de 25 de Mayo. “La cuestión con la CAUL es una situación muy especial porque su presidente manifiesta no poder pagar”, apuntó el presidente de EMSA. Consideró que ese cuadro se podría revertir,  como lo hizo la Cooperativa de Concepción de la Sierra que en un principio manifestó imposibilidad de pago pero luego fue una de las primeras en firmar un convenio.

En diálogo con Canal 12, el titular de la empresa eléctrica efectuó un repaso de sus cuatro meses de gestión (asumió el 12 de diciembre). “Hoy se vislumbra un nuevo tiempo para EMSA, yo digo que EMSA tiene que contar con un nuevo corazón, que sea una institución que mira hacia sus usuarios y donde la dirigencia está por debajo. Hoy los usuarios son lo más importante, y también que el personal pueda trabajar con la tranquilidad necesaria”, subrayó.

Respecto las deudas con CAMMESA (la mayorista del mercado eléctrico) señaló que EMSA “regularizó la situación”, aunque todavía faltan ajustes para que los pagos se realicen sin tener que pagar intereses. Mensualmente EMSA desembolsa unos 250 millones de pesos por la energía que adquiere. El 60% del consumo corresponde a usuarios propios y el 40% a los clientes de las cooperativas. “Los pagos vencen el día 5, así que el para el día 6 ya corren cargas y multas que son millonarias. Tenemos que llegar al momento en que el pago (de los usuarios) en tiempo y forma de su factura contribuya a que tengamos menos problemas de pagos  hacia CAMMESA”, planteó.

En otro tramo de la entrevista también hizo referencia a la posibilidad de mejorar la provisión de energía; sobre todo en las localidades del interior provincial. “Hay un crecimiento poblacional y económico anula de un 8% aproximadamente. Y eso demanda más energía, pero que hoy es limitada. Hoy generamos con Urugua-í , con algunas usinas y emprendimientos de biomasa. Llevamos energía, pero no llegamos bien a toda la provincia”, sostuvo y advirtió que las mejoras requieren de una fuerte inversión. “Se necesita un recambio de líneas hoy totalmente obsoletas. Por ejemplo, hoy tengo línea nueva hasta Gobernador Roca, pero de Roca hasta Oberá la línea es viejísima, con postes que se están cayendo pero fundamentalmente necesitamos un mayor grosor del cable”, graficó. En otras localidades se hacen obras, pero también existen inconvenientes que requieren muchos recursos. “En San Vicente estamos haciendo trabajos nuevos que son para mejorar el servicio pero no para solucionar los problemas que existen”, aclaró.

Entre los desafíos pendientes, Aicheler reiteró que se encuentra “llegar al día 5 y pagar a CAMMESA” y también cancelar la deuda que EMSA mantiene con la AFIP. “Tuvimos dificultades que estamos solucionando porque estamos demostrando desde diciembre la voluntad de pagar el monto mensual y cumplir con deudas anteriores”. La encrucijada al inicio de su gestión fue evaluar cuál de todos los compromisos debería EMSA honrar en primer lugar; por qué motivo  y de qué manera lo harían. “Tuvimos que elaborar todo una estrategia, ver qué es lo primero que tenemos que pagar: a la AFIP, a CAMMESA, a nuestros obreros. Sellamos un aumento del 15,5% para nuestros trabajadores y llegamos a un acuerdo sobre reclamos anteriores. Vislumbro que será un año tranquilo porque el diálogo siempre está abierto. El gremio entiende que es parte de esta problemática y, con las discusiones propias que existen con un sindicato,  tengo el apoyo del secretario general”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE