Cuenta regresiva: Lula Da Silva se prepara para ingresar a la prisión

Cuenta regresiva: Lula Da Silva se prepara para ingresar a la prisión

El ex mandatario pasó la noche en la sede del sindicato metalúrgico en San Pablo. En las próximas horas debe decidir cómo cumplirá con la orden de arresto.

 

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pasó la noche en el sindicato de Sao Bernardo do Campo, en San Pablo, arropado por sus aliados políticos y la militancia, a la espera de ingresar este viernes en prisión.

 

Lula, condenado a 12 años de cárcel por corrupción, se recluyó en la sede del sindicato metalúrgico del que fue presidente y tan sólo realizó un breve saludo desde una de las ventanas del edificio a centenares de seguidores que pasaron la noche en vela.

 

 

El ex mandatario está “tranquilo” y con la seguridad de que “los justos” vencerán, dijo uno de sus asesores.

 

 

A primera hora de la mañana se registraron algunas peleas entre manifestantes, y un grupo de personas intentó entrar a la fuerza en el edificio donde se encuentra Lula, llegando a romper una de las puertas.

 

Algunos militantes llegaron incluso a amenazar a la prensa, a la que acusaron de “golpista”, pero fueron frenados por otros simpatizantes.

 

Cientos de partidarios de Lula se concentraron por la noche en las puertas del sindicato para denunciar la prisión del ex gobernante.

 

 

Lula tiene hasta las 17 del viernes para entregarse ante la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, después de que el juez Sérgio Moro decretara el jueves su prisión inmediata para cumplir condena.

 

La defensa de Lula intentó frenar su prisión con un habeas corpus presentado ante la Corte Suprema, pero el recurso fue denegado esta misma semana en una ajustada votación por seis votos a cinco, y, casi automáticamente, Moro decretó su prisión, repudiada en duros términos por el líder político.

 

Lula, quien lidera con amplia ventaja todas las encuestas de intención de voto en las próximas presidenciales, ha atribuido su prisión a una “persecución política” que busca apartarlo de la carrera electoral de cara a los comicios del próximo 7 de octubre.

 

Y reiteró que Moro se ensañó con él y que no iba a parar hasta verlo “al menos un día en la cárcel”.

 

Lula fue condenado en segunda instancia a más de 12 años de prisión por corrupción en un caso que involucra un departamento en Guarujá como parte de un “soborno” de la firma OAS a cambio de contratos con Petrobras.

 

Agencias



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE